Te gusta

Hidratación con estilo

 

 

Comprar agua en una ciudad es un ritual que regularmente solemos hacer; se puede decir que no hay ser humano que no beba agua… a menos que su entorno cultural así lo establezca.

 

Es por tal motivo que en esta ocasión, haré una reseña sobre el agua y la importancia que tiene no sólo como un requerimiento biológico, sino como una manera particular de refrescarse, ya sea en el trabajo o cuando viajamos a algún destino turístico cuyo clima es más cálido que el habitual. También mencionaré las características generales de los tipos de agua, su origen, y algunas marcas de agua embotellada clasificadas bajo el término gourmet que encontramos en el mercado actual.

El agua constituye uno de los elementos indispensables para la vida. Cuando la tomamos, bebemos la armonía, la pureza y el equilibrio que la naturaleza comparte con su entorno. Asimismo, abriga secretos en su interior que resultan difíciles de descifrar: es refrescante, ligera y alimenta el espíritu de quien la consume, por lo que no hay bebida más honesta que el agua.

Agua gourmet

Si hay una bebida universal, ésta es el agua, que la mayoría de nosotros consumimos diariamente, aunque no todos de la misma manera. Esto se debe a la amplia oferta de aguas embotelladas comerciales y a la incursión de aguas denominadas gourmet, las cuales parten del mismo principio: el vital líquido, pero la gran diferencia es que aquellas nos ofrecen particularidades de origen, envasado y calidad.

Las aguas gourmet suelen ser más caras que las comerciales, tienen envases y etiquetas más atractivas como Perrier, Vittel, la mexicana B’ui (de recién incorporación al mercado) o Fiji, entre otras. Como la mayoría de los productos gourmet, este tipo de aguas están libres de procesos industriales, lo cual significa que su calidad es mayor y sus rendimientos son menores debido a su origen natural.

La importancia de la hidratación

Sea cual sea nuestra elección, debemos recordar que beber agua es sinónimo de bienestar para nuestro organismo. Es esencial para la vida, pero también es apreciada por sus virtudes ya que participa en el bienestar del cuerpo, es decir, contribuye a la termorregulación del mismo, colabora con la eliminación de toxinas y favorece la aportación de nutrientes; además, revitaliza la piel, ya que al hidratarnos adecuadamente evitamos el deterioro de nuestras células.

Debido a estas razones es indispensable hidratarnos diariamente, ya que el beber agua alimenta nuestro cuerpo y lo mantiene con un buen funcionamiento. Pero en ocasiones, resulta poco atractivo beber agua, solemos pensar que una cerveza fría es más refrescante en un día cálido que una botella de agua y solemos hacerla a un lado.

Pero existen ocasiones en que para refrescarnos nos es imposible bebernos una cerveza y no queda otra opción que recurrir al agua; para esas ocasiones en particular, les recomiendo que guarden en su refrigerador un par de botellas de agua gourmet y los invito a que se adentren al mundo de este tipo de aguas, ya que éstas esconden historias, nos regalan sabores y nos brindan ligereza, armonía y equilibrio a nuestro cuerpo.

 

Origen del agua

Se remonta a miles de millones de años atrás, la Tierra dibuja su historia en ella y cada trago esboza el lugar del cual proviene, por lo que el agua conserva en su interior no sólo un pasado que la fortalece, sino una sabiduría que la une con el significado de la vida. Es por tal motivo que la naturaleza abriga cuidadosamente la localización de los manantiales, para conservar la pureza del agua que posteriormente será envasada, haciéndola única y diferente del resto de las bebidas.

Este vital líquido es nuestro acompañante químico más familiar, es una molécula pequeña y la más simple de las moléculas alimenticias. Está constituida por tres átomos: dos de hidrógeno y uno de oxígeno; a pesar de su simplicidad es imprescindible para la conformación de los ecosistemas de la Tierra y de la vida misma.

El agua natural nace de la lluvia, la cual se filtrará bajo la tierra, deslizándose a través de las piedras. Este camino será recorrido durante varios años o hasta siglos para que pueda emerger un manantial al pie de una colina o en alguna zona montañosa, desde donde contemplará el paisaje que lo rodea, como es el caso del agua Santa María, que surge de la planicie volcánica de México.

 

Recolección y embotellado

Es así como la orografía traza el perfil aromático y sensorial del agua. Aromas sutiles, frescos y propios que logran diseñar una personalidad auténtica en las diferentes variedades de agua y que podemos disfrutar gracias a las diversas formas de extracción y embotellado.

Existen diversas formas de extraer el agua natural; una de ellas es adentrarse en los diversos entornos naturales como lo son la cordillera de los Alpes, las laderas libanesas o alguna montaña lejana, de las cuales heredará su frescura y personalidad, como el agua Speyside Glenlivet, mineral y sin gas, ideal para acompañar los whiskys de malta.

La otra forma es recuperar el agua de lluvia a través de paneles y someterla a un proceso de filtración natural, con el fin de armonizarla, como lo es el caso del agua Cloud Juice, la cual proviene de las lluvias de Tasmania, por lo que su producción es limitada.

 

Familias de agua

“Cada agua tiene su propio lenguaje, si aprendemos a escuchar

nos contará su historia”

Yu Hui Tseng

 

Una de las principales divisiones del agua es la que mencioné anteriormente, es decir, hay una clara división entre las aguas gourmet y las comerciales. Para fines de este artículo haré referencia a algunas de las primeras y de sus características con el fin de esclarecer sus particularidades.

gourmetwater

Las aguas gourmet se van a clasificar de acuerdo con su origen, entorno y procedencia. Estas características van a delinear una calidad y personalidad destinada para un uso específico: hidratar al organismo pero a su manera, esto es, algunas utilizarán el gas carbónico, otras la ligereza de su burbuja y otras, la frescura de sus sabores.

Considero que elegir una bebida no es una decisión fácil y menos si se trata de un líquido que por definición se entiende como “una sustancia incolora, inodora e insípida”, lo cual nos puede remitir al cuento de que toda el agua “sabe igual”.

water glass

Para hidratarnos adecuadamente, necesitamos ingerir un promedio de litro y medio de agua natural. Lo interesante es que podemos elegir la forma en cómo cubrir dicho requerimiento a través de la diversidad de opciones que nos ofrece el mercado:

Agua mineral natural. Es aquella cuya extracción es natural, puede provenir de la captación del agua de lluvia o bien de la filtración del agua a través de una montaña. Generalmente es baja en minerales, por lo que resulta ligera e ideal para refrescarse. Entre este tipo encontramos las siguientes:

acquapanna

  • Acqua Panna: agua gourmet procedente de Italia; es transparente, luminosa, suave en el paladar, fresca y agradable desde el primer trago y nace en una tierra que le perteneció a los Médici. Esta agua es ideal para acompañar los alimentos, ya que tiene el don de prolongar los sabores de los platos y de las bebidas.
  • Erikli
  • Erikli: procedente de Turquía, esta agua baja del monte Ugalde, el cual se caracteriza por tener capas de mármol y granito. Cuando pasa por el monte, adquiere una ligera acidez, de ahí que lo pobladores le llamaron al agua erikli, que significa “ciruela”, además de ser la fruta que más se cultiva en la zona. Esta agua también es ligera, refrescante y en invierno se torna dulce.
  • fiji agua
  • Fiji: proviene de las islas del mismo nombre; esta agua se caracteriza porque en su interior contiene 6 litros de oxígeno, volviéndola la preferida de ciertas aerolíneas y viajantes, ya que contrarresta los efectos causados por las diferencias de altura. También se le atribuyen beneficios como el de mantener un cabello sano.