Te gusta

I Barisèi, el sello de excelencia de Franciacorta

Han estado en la viña desde 1898: son cuatro generaciones en el corazón de Franciacorta.

Catalina de la Torre

Aunque la bodega pareciera muy joven, su origen enológico se remonta a poco más de un siglo de historia. Todo comenzó cuando, en 1898, Paolo Barisèi adquirió una extensión de tierras de cultivo y pastoreo en el corazón de Nigoline di Corte Franca en Brescia, dentro de la región italiana de Lombardía. Tras la Primera Guerra Mundial, su hijo Giuseppe amplió el viñedo de tres a 12 hectáreas y, 50 años más tarde, en la década de los 90, él y sus hijos, Francesco y Gianbattista, enfocaron sus esfuerzos en la reestructuración del caserío. Hoy es Gian Mario quien dirige el negocio, consagrando cuatro generaciones en la bodega.

Como suele suceder con los viñedos familiares, durante mucho tiempo el vino que Paolo elaboró en la finca fue destinado únicamente para consumo propio y de amigos cercanos, sin embargo, en 1970 gracias a la increíble calidad de sus uvas Chardonnay, las bodegas cercanas comenzaron a comprar su producción y a elaborar vinos blancos a partir de estas uvas de altísima calidad. Fue así que la familia Barisèi siguió invirtiendo en el crecimiento y cuidado de las hectáreas de sus viñedos.

La historia cambió en 1993, cuando Gian Mario lanzó a la venta las primeras 5.000 botellas propias bajo la etiqueta Solive, con uvas provenientes de sus viñedos, vinificadas por primera vez en casa y disponibles para todo el público. El éxito se consolidó en 2002 con la fundación de la bodega y fue así que, a su quehacer agrícola, ganadero y vitícola, se sumó la elaboración de vinos excepcionales dentro de la DOCG Solive Franciacorta, bajo la firma de I Barisèi.

Uvas permitidas en Franciacorta

  • Chardonnay
  • Pinot Noir
  • Pinot Blanc
  • Erbama

Vinos que respetan su terruño

La bodega, edificada en una superficie de 2.800 metros cuadrados, se sitúa en una cuenca de origen glaciar sobre las colinas de Franciacorta. En ella se reciben las cosechas provenientes de las 40 hectáreas de viñedos familiares, localizadas en Torbiato, Adro, Monterotondo, Corte Franca, Calino y Bettolino, en las que cada parcela es cuidada para expresar en el vino las características de su territorio, clima, altitud, exposición solar y composición del suelo.

Mucho antes de que los conceptos de agricultura orgánica y sostenibilidad alcanzaran el imaginario de la viticultura, la familia Barisèi ya seguía estas prácticas de cultivo, con el objetivo de propiciar el equilibrio ambiental entre sus campos. La perfecta salud de sus vides es evidente a simple vista, en donde la hierba que crece a lo largo de las hileras es una muestra del nulo uso de pesticidas y de un excelente abono creado a partir de los desechos de su propio ganado. Entre sus viñedos han plantado rosales y olivos que conviven en una estrecha relación de simbiosis.

Con toda la experiencia que han adquirido durante más de 100 años de tradición y con la precisión de la tecnología más avanzada, las cosechas se realizan en el momento preciso en que las uvas han alcanzado la madurez, con rendimientos muy por debajo de los permitidos por la DO.

Además, los mejores racimos son seleccionados a mano, para después comenzar la fase de fermentación y vinificación en la bodega, donde luego pasarán a las botellas y, más tarde, a los pupitres donde esperarán hasta el momento del degüelle. Por último, saldrán a la venta bajo distintas etiquetas dependiendo de las características de cada vinificación.

Etiquetas y su contacto con lías

  • I Barisèi Sempiterre: 24 meses
  • I Barisèi Satén: 35 meses
  • I Barisèi Rosé: 45 meses
  • I Barisèi Mariadri: 65 meses
  • I Barisèi Riserva Francesco Battista: 90 meses
  • I Barisèi Riserva Francesco Battista Crio-rosé: 90 meses

El sello de excelencia de Franciacorta

Sin duda, el anhelo más grande de la bodega I Barisèi, es crear vinos con personalidad única e irrepetible. Recordemos que Franciacorta es un estilo de vino espumoso creado a partir del método tradicional en el que la segunda fermentación tiene lugar en la botella. Son vinos elegantes, complejos, cuya elaboración demora bastante tiempo hasta alcanzar la grandeza; por eso cada botella es una historia distinta que comienza con la vendimia de una parcela, y culmina con una fantástica evolución individual.

En la firma I Barisèi destacan los vinos fieles a su añada, cremosos, frescos, con finas burbujas muy persistentes, en los que el uso de la madera queda en segundo plano para dar paso a la auténtica expresión de su terruño.

__________________________________________

I Barisèi
Via Bellavista, 1/A – 25030, Erbusco, BS, Italia  Website: ibarisei.it  Ig: @ibarisei