Te gusta

El jamón ibérico no solo es delicioso, ¡es magnífico para la salud!

Me parece que no he conocido jamás a quien no disfrute el jamón ibérico. Estas delgadas láminas que llenan los labios de sutil grasa y notas de bellota y avellana, es siempre una delicia. 

Pero, además de ser maravilloso, el jamón ibérico tienen un sinnúmero de propiedades nutrimentales. Así que, si te hacía falta un pretexto para comerlo más seguido, aquí lo tienes. 

El campo de la dehesa (un micro clima en el que se desarrollan los cerdos ibéricos al oeste de España) brinda el mejor alimento a las crías desde muy pequeñas, de modo que los mejores cereales y leguminosas se transforman en un producto único, cuyo valor nutricional es bastante alto. 
 
 
Gracias a la excelente crianza, la alimentación especial y de primera calidad, así como el ejercicio físico que realizan los cerdos, su carne es muy rica en músculo y grasa. Para quienes les asusta la grasa del jamón, deben saber que ésta se encuentra cargada de nutrientes puros que benefician el colesterol bueno.
 
Diversos estudios liderados por médicos e investigadores apuntan a que incorporar en la dieta una ración de finas láminas de jamón ibérico dos o tres veces por semana, proporciona la cantidad perfecta de vitaminas B6 y B12. 
 
Cada lámina contiene ácido fólico (para el funcionamiento correcto del cerebro), vitamina E (fuente natural de antioxidantes naturales) y proteínas de alto valor como la B1 (que ayuda a reducir el estrés y la ansiedad). El jamón ibérico es de fácil digestión y permite la rápida asimilación de los aminoácidos en el cuerpo. 
 
 
100 g de jamón aportan 43 g de proteínas de alta calidad, más que cualquier carne roja; cada pieza está curada únicamente con sal y tiempo, sin aditivos artificiales o maduradores. 
 
Entre muchas de sus bondades, el jamón ibérico es recomendable para las deficiencias en hierro: ideal para la anemia por su alto valor en el mineral y rico en zinc de elevada biodisponibilidad. El arte y cuidado del cerdo se traduce en fina calidad digna del paladar, y para ti, en salud. 🐷