Te gusta

Jet Capsule, ¿el futuro de los yates?

Alejado de los megayates, el interior del Jet Capsule puede adaptarse a las necesidades de un barco de pasajeros o de un yate de recreo.

Con un concepto más cercano a una movilidad de corto alcance fue creado Jet Capsule. La versión LX, la más grande de la familia, está diseñada por el prestigioso estudio italiano Lazzarini bajo el concepto de adaptar el interior según las necesidades del cliente.

De esta forma, puede contar con un diseño de lujo como si de un barco privado se tratara, así como una versión con 20 asientos para pasajeros. Esta embarcación está fabricada de un 70% de carbono y sus ventanales cuentan con una tecnología fotocromática capaz de ajustar la transparencia dependiendo de las condiciones lumínicas del exterior.

¿Qué cabe en este yate?

En la configuración más lujosa para uso privado, el Jet Capsule puede equipar una cocina, un baño e incluso instalar camas. Todo el interior es personalizable hasta el más mínimo detalle como si de un avión de negocios se tratara. En la versión más pequeña -actualmente hay dos disponibles- tiene una eslora de 7,85 metros, una manga de 3,44 y una masa máxima de desplazamiento de 3,58 toneladas.

Su motor es de 370 caballos, que consiguen una velocidad de crucero de 23 nudos y 35 de máxima. En cuanto a la autonomía, con los tanques llenos consigue 185 kilómetros, quizá el mayor pero que se le podría poner.

Versión Lazzarini

La segunda versión, la más grande y diseñada por Lazzarini, crece en longitud y puede llevar hasta 20 asientos más el capitán. En una configuración con menos densidad de asientos, puede llevar 16 pasajeros y un baño. A partir de ahí tan solo hay que dejar volar la imaginación y jugar con las diferentes opciones de equipamiento.

Además de un par de motores de combustión, la marca ofrece la posibilidad de instalar un triple motor eléctrico con una potencia de 450 kW. Gracias a ellos se consigue una navegación totalmente eléctrica hasta 30 nudos de velocidad.

Existe también una propuesta adicional construida totalmente en carbono, gracias a lo cual se reduce el peso 600 kilogramos. Y si a eso le unimos un motor de 1.250 caballos, tenemos una auténtica lancha motora capaz de alcanzar los 60 nudos (110 kilómetros por hora).

El precio de la versión LX diseñada por Lazzarini parte de los 500.000 dólares con la posibilidad de alcanzar el millón en la versión más rápida.

Con información de elespañol.com