Te gusta

Las 11 para despedir el año

  1. Coloca la servilleta de forma simple y elegante. Puede ir encima del plato doblada o en forma de rodillo con un aro servilletero; otra opción es colocarla a la izquierda o a la derecha del plato. Evita ponerla dentro de las copas o entre los cubiertos. Al empezar la cena, la servilleta se debe colocar sobre el regazo para evitar manchas en la ropa.

shutterstock_510836167-ii

  1. Los cubiertos pueden llegar a intimidar. Por regla general se ubican, según su uso, del exterior al interior a los lados del plato; así los cubiertos más alejados serán los primeros en utilizarse. Del lado derecho se colocan los cuchillos y cucharas, mientras que del lado izquierdo van los tenedores. Los cubiertos de postre se ubican en la parte superior del plato.

shutterstock_39854311-ii

  1. Para cenas especiales se aconseja colocar una cesta de pan rebanado o en pequeñas piezas en el centro de la mesa, así como pequeños platos con un poco de mantequilla y un cuchillo para untar. Cada comensal debe tener un plato chico para pan ubicado en la esquina superior izquierda con respecto a su plato.

shutterstock_360476990-ii

  1. Las copas son un elemento indispensable que se coloca en la esquina superior derecha del comensal. Se sugiere ofrecer por lo menos tres copas en fila; la primera para agua, la cual va centrada con el plato, ésta va seguida a la derecha por la copa de vino tinto, y al final la copa de vino blanco. Si se toma vino espumoso o de postre también se deben colocar sus respectivas copas en orden.

shutterstock_237513343-ii

  1. Coloca los platos de forma clásica. Primero el plato grande, luego el plato mediano encima y el plato hondo sobre este último. Si quieres darle un toque más elegante, agrega platos planos grandes decorativos que irán por debajo del primer plato.
  1. Ofrece bocadillos al inicio de la cena en charolas o platos botaneros, cuidando siempre la presentación y la calidad de las preparaciones. Se deben colocar al alcance de todos los invitados, incluso al centro de la mesa. Se recomiendan más los bocados fríos, esto para evitar recalentarlos.
  1. En cuanto al mantel, puedes optar por cubrir la mesa entera o usar manteles individuales. Elije aquellos que hagan referencia a los colores invernales en tonalidades frías, como el gris o el blanco, y agrega un toque de color con acentos rojos, dorados, vino, azul pálido o azul marino.
  1. Los centros de mesa con flores naturales y las velas siempre lucen muy bien. Sin embargo, ten cuidado de no sobrecargar el ambiente con demasiados elementos decorativos. Si buscas una cena sofisticada y elegante recuerda: menos es más.

shutterstock_86206804-ii

  1. Para una cena más refinada, lo mejor es servir los platos en la cocina y ofrecerlos listos al comensal. Es importante cuidar las porciones y la presentación, la desventaja es que esto implica estar muy al pendiente del servicio.
  1. Una cena menos formal o en familia permite poner los platones de comida al centro de la mesa sobre bases porta calientes, de esta forma cada comensal podrá servirse al gusto o incluso repetir el platillo. Es muy importante que los cubiertos de servicio sean los adecuados y que estén en buen estado.

shutterstock_509724514-ii

  1. En una cena, la música ayuda a construir el ambiente y es parte de la experiencia, por lo que es importante amenizar con música agradable, que sea del gusto de todos y mantenerla a un volumen adecuado. Para una cena sofisticada lo más indicado es jazz, blues o algunos covers.