Te gusta

Las 11 para comer ostras

1. Las ostras son un género de moluscos bivalvos marinos, y están considerados dentro de los mariscos comestibles más preciados del mundo (algunas especies son incluso capaces de producir perlas con el transcurso del tiempo). Aunque es posible encontrarlas todo el año, la época principal de ostras es durante el otoño.

2. Antes de pensar en comer ostras o prepararlas de alguna forma, se deben abrir por medio de utensilios especiales como guantes gruesos, para evitar cortaduras, un cepillo de cerdas duras, para limpiarlas, y un cuchillo especial para abrirlas.

3. Existen varias formas de comer ostras. A veces la persona que las abre separa con su cuchillo la carne de la concha sin removerla, para que el comensal ya no tenga que hacerlo; si no es así, el comensal deberá remover esta carne de su concha, después puede usar el tenedor normal o pequeño para tomar la carne, o simplemente usar la concha como cuchara y sorber o succionarla completamente con todo y su jugo.

shutterstock_180810986

4. En cuanto a la forma de preparación, lo más común es comerlas “desnudas”, o sin ningún agregado, o simplemente con limón y sal, salsa picante o vinagre.

5. Asimismo, existen mil formas diferentes de preparar las ostras, que implica cocerlas o mantenerlas crudas. Ambas formas son válidas y deliciosas.

6. Algunas de las recetas más conocidas son las ostras fritas con salsa tártara típicas o a la plancha de Luisiana, EE. UU., o las ostras Rockefeller horneadas, con una mezcla de espinacas, tocino, migas de pan y perejil típicas de Nueva York; o de Francia, las ostras gratinadas al horno, con queso gruyer o las ostras con vinagreta mignonette.

800-ostras-rockefeller-jpg-imgw-1280-1280

7. El consumo de costras en Estados Unidos es bastante grande, y si bien es posible encontrarlas por todo el país, existen algunas ciudades donde se nota una mayor fiebre por estos moluscos, como Boston, Los Ángeles, Luisiana, y por supuesto, Nueva York, donde antes de la moda de la comida rápida, la ostra reinaba en todo su esplendor, y aunque ahora comparte trono con las pizzas y los hot dogs, sigue siendo, sin duda, uno de los alimentos más populares en Manhattan.

8. La tradición griega de ostras se remonta a los tiempos donde se usaban como alimento y eran protagonistas de la antigua democracia griega, (510 a. de C.), pues sus cochas vacías, llamadas ostrakones, se usaban como papeleta de votación contra aquellas personas a las que se les quería imponer el “ostracismo”, que eran cien años de destierro político. Además, se acostumbraba comerlas asadas, fritas en aceite o cocinadas con miel, perejil y menta.

9. La mayor parte de las ostras de consumo de hoy en día provienen de criaderos, pues las crías naturales no son suficientes para ello. Las ostras de criadero adoptan su talla mínima a los dos años y se ha elevado el costo de las ostras “salvajes”.

10. Existen dos tipos principales de ostras, las cóncavas y las planas, dentro de ésas existen varios tipos de variedades diferentes, de las planas se desprenden principalmente edulis o gallegas de España, o las belon de Francia y Gran Bretaña, de arcachón o de bouzigues; sin embargo, es posible encontrar producción de ostras planes por toda la costa atlántica y por el Mediterráneo. De las ostras cóncavas las más extendidas son de la raza cassostrea gigas, proveniente del Pacífico asiático; existen también la gallega rizada, la asturiana del río Eo, las delta del Ebro, las holandesas oosterschelde, las japonesas kumamoto, o las claires, entre otras.

11. Se dice que las ostras son afrodisíacas por su alto contenido de zinc y aminoácidos, los cuales se supone promueven la producción de testosterona, la cual aumenta el deseo sexual. Sin embargo, esta afirmación no ha sido comprobada.