Te gusta

De pasión y arte enológica – Las fiestas, ¡con vino mexicano!

Los sabores de la época decembrina se armonizan de manera excepcional con un vino mexicano.

Esta temporada de celebraciones se distingue como preferida por aquellas familias que usualmente cocinan en casa. Reunirse alrededor de la cocina a preparar las recetas tradicionales sigue siendo una costumbre arraigada. Platillos como los romeritos, el bacalao, el pavo, la pierna horneada, los mixiotes, el espagueti, el pozole y las tostadas, surgen en estas fiestas.

Es el vino mexicano el que acompaña de manera extraordinaria esta gastronomía. ¡Qué mejor tiempo para empezar a seleccionar nuestros platillos y nuestra propuesta para estas fiestas!

Por ejemplo, el tradicional bacalao a la vizcaína queda excelente con los vinos blancos, especialmente la uva Chardonnay: extraordinario balance de fuerzas entre el sabor del pescado con ese toque de aceituna y picor, frente al tostado de la barrica y el contraste de la frutalidad de la uva.

En cambio, si pensamos en el pavo, hay que probarlo con un Malbec, pero que sea mexicano. El pavo con su relleno de frutos pacificados y secos combina perfecto con esta propuesta: un vino elegante, sutil, pero de gran persistencia en boca que le permite mantener ambos sabores por largo tiempo.

Por último, si elegimos una pierna horneada de cerdo, nada mejor que un Syrah. Carne jugosa, salseada por el adobo, acompañada de un vino que permita contrastar con frutalidad, notas de especias y tostados, donde por otro lado tenga la fuerza en taninos y acidez para estar al mismo nivel de sabor que la pierna. Sin duda, un maridaje muy moderno.

Compartamos con nuestros seres queridos lo que proviene de nuestra tierra, acompañando siempre de un buen vino mexicano.

¡Felices fiestas y salud!