1

Las verdaderas fechas de caducidad (o cómo descubrir alimentos eternos)

Estar en casa y dudar hasta de nuestro restaurante favorito son algunas de las consecuencias que esta cuarentena nos ha dejado. Lo cierto es que, es muy probable que estés cocinando más que antes, reduciendo tus viajes al súper y aprovechando tu alacena al máximo. Pero, ¿qué tanto tiempo sobreviven los productos fuera de su fecha de caducidad?

La Norma Oficial Mexicana 051, que dicta las especificaciones de etiquetado para alimentos describe una fecha de caducidad como el límite en que se considera que las características de calidad de un producto se reducen o eliminan. Muchas veces este número es solo un aproximado al momento en el que la comida dejará de estar en su mejor momento.

 

De lo que no debes preocuparte

Vinagres, miel, extractos como el de vainilla, azúcar, sal y jarabes duran prácticamente para siempre sin cambios en su calidad. De hecho, algunos de estos, por norma, ni siquiera deben incluir una fecha de caducidad en su empaque.

Las harinas blancas pueden usarse sin importar su edad, mientras que las de granos enteros pueden tomar olores metálicos o jabonosos después de unos meses; todos los granos sin moler se comportan igual: mientras más blancos sean, más tiempo durarán.

Los frijoles, lentejas y garbanzos secos pueden ser comestibles por años, pero se vuelven más duros y tomarán más tiempo en cocerse. Por su parte, fuera de su potencia, las especias no pierden cualidades con el tiempo.

 

Latas, frascos y botellas

Como regla general, la comida envasada en metal dura más que en vidrio, y ésta, más que en plástico. Mientras no haya signos de deterioro (como abultamiento u óxido) o características desagradables al abrir la lata, tus conservas estarán tan bien como el día que las compraste.

El botón en la tapa de los frascos es la mejor forma de saber si ha habido demasiada actividad bacteriana en el interior (se levanta cuando la hay). Su contenido puede ser comestible por décadas.

El aceite enlatado es casi indestructible, mientras que el embotellado dura un poco menos, sin embargo, mientras no estén cerca de fuentes de calor, pueden durar por años en buen estado.

El cátsup pierde color antes que su sabor; la mostaza es eterna y, contrario a lo que se piensa, la mayonesa comercial tiene una vida útil muy larga.

Los que mueren jóvenes (¿o no?)

Todos hemos olido un huevo echado a perder, pero, ¿qué tan a menudo pasa? La verdad es que no mucho, y es que los huevos tardan mucho en echarse a perder. Un huevo puede haber existido hasta por 60 días antes de llegar a tu casa, y seguramente estará ahí por una o dos semanas antes de ser cocido. Las probabilidades de que el tiempo te gane son muy pocas.

La leche, por otro lado, puede llegar a ser un misterio porque pareciera que se arruina de un día para otro. La realidad que, desde el momento en el que la abres, sus bacterias empiezan a trabajar y, cuando su pH alcanza 4.6, sus proteínas se cortan.

Hay sitios como doesitgobad.com y canitgobad.net que se adentran en productos específicos para decirte cuánto tiempo pueden durar en tu alacena, no dudes en utilizarlos si no estás seguro de si algo es comestible. Aprovecha al máximo y cocina todos tus ingredientes con nosotros.

________________

#QuédateEnCasa 🧡