Te gusta

L.A. CETTO presenta una nueva imagen para su Línea Clásica

Con más de 90 años de experiencia, L. A. Cetto es una marca sólida, con prestigio a nivel internacional y presencia en México y en 17 países alrededor del mundo.

La línea Clásica de la marca nace en Valle de Guadalupe, lugar único y mágico donde contrastan lo ancestral con lo moderno, lo tradicional con lo innovador; el verde de los viñedos con el ocre y el tostado de los cerros y las colinas.

Está conformada por 10 vinos: 9 varietales y 1 ensamble. Es una línea que sorprende constantemente con lo que expresa: versatilidad, accesibilidad, calidad y consistencia; satisfaciendo los paladares de los consumidores mexicanos y extranjeros, nuevos o expertos. Son vinos jóvenes y de excelente calidad.

L. A. Cetto detonó el desarrollo del Valle de Guadalupe, siendo partícipe y pieza fundamental en la construcción, prestigio, auge y proyección de la Vitivinicultura Bajacaliforniana.

Renovarse para entregar lo mejor

La Línea Clásica ha sido revitalizada como una respuesta al dinamismo de la categoría y la competencia nacional e internacional; manteniendo a la marca en constante evolución para hacerla atractiva y cercana al consumidor. Además, facilitará proporcionar más información mediante tecnología de punta en realidad aumentada.

La Línea Clásica cuenta con más de 280 premios internacionales; compitiendo activamente en los principales concursos como el Vinalies Internationales (Francia), China Wine & Spirits Awards (China), Concours Mondial de Bruxelles (Bélgica); Tasters Guild, San Francisco International Wine Competition, Texsom International Wine Awards, New York International Competition, San Francisco Chronicle Wine Competition (Estados Unidos); Japan Wine Challenge, Sakura Japan Concurso Internacional (Japón), Concurso Enológico Vinitaly (Italia); Decanter, International Wine & Spirit Competition, International Wine Challenge (Inglaterra) y Selections Mondiales des Vins (Québec, Canadá).

Un nuevo integrante a la categoría

A este portafolio se integra Tempranillo, una variedad de origen español, cuya uva se ha adaptado perfectamente al uelo del Valle de Guadalupe, logrando expresar todo su potencial.

Es un vino limpio y brillante, de color intenso, rojo cereza con matices púrpura y ribete violáceo. En nariz se aprecia un marcado carácter frutal, recordando frutos rojos como cereza y florales como la jamaica; con algunas notas compotadas. En boca se aprecia un vino estructurado, de taninos firmes, sensación carnosa con un final largo y amable.