Te gusta

Lleva el atún de lata al siguiente nivel

Mucha gente no entiende la magia del atún en lata. A lo largo de nuestras vidas conocemos a quienes lo adoran y a quienes no tardan en pensar en éste cuando se habla de comida olorosa (en el mal sentido, claro). Algún día todos nos daremos cuenta del potencial de este alimento, fantástico por muchas razones.

El atún es alto en proteína, listo para comer, ideal para convertir cualquier bocadillo en una comida completa, viene en empaques prácticamente individuales y se vende a un precio accesible (cosa que no se puede decir de todas las fuentes de proteína); además puedes guardarlo por meses o años.

Estas recetas son el perfecto ejemplo de la versatilidad del atún; no son exactas, pero pretenden inspirarte a crear cosas nuevas con este producto. Ya sea agregándolo a una pasta, horneándolo en un estofado o rellenando vegetales con él, es casi imposible fallar.

Fusilli mediterráneo

Cuando la pasta se junta con los productos de su natal Italia, nada puede salir mal. El atún de lata se mezcla con tomates picados, aceitunas, cebolla morada, alcaparras, perejil, aceite de oliva y jugo de limón eureka para luego mezclarse con queso mozzarella que se funde al calor de la pasta.

Nachos de atún

No es la receta más sana, pero es una gran idea para reunirse alrededor de la mesa o para ver una película sin tantas reverencias. Hornea las tortillas para hacer totopos, pica los vegetales que tengas a la mano a manera de pico de gallo (no olvides el cilantro), agrega el atún y gratina el queso cheddar en el horno.

Wraps de atún picante

El bocadillo perfecto sí existe y es este wrap lleno de vegetales y proteínas. Mezcla corazones de lechuga, jitomate, elote, aguacate, cebollas cambray picados con atún de lata, cúbrelos con un aderezo de yogurt y chipotle y envuélvelos en tortillas de harina extra grandes.

Bowl de brócoli, atún y aguacate

Los granos enteros son un alimento imprescindible para la buena digestión. Un bowl con estos ingredientes se prepara rápido y es muy hogareño, es perfecto cuando tienes hambre y poco tiempo. El truco está en cocinar el brócoli y el atún en un sartén con tus sazonadores favoritos para después servirlo sobre una cama de arroz integral.

Tuna Melt Provenzal

El tuna melt es un sándwich clásico, pero esta no es una versión ordinaria. Utiliza atún en aceite de oliva para mejorar la experiencia. Mezcla el atún con pimientos, rabo de cebolla cambray, alcaparras, tomillo, mayonesa y limón y somételo al calor de una parrilla para gratinar algún queso suave sobre pan rústico.