Te gusta

Los sabores de las playas de México (Primera Parte)

Revisemos algunos detalles para valorar y estar conscientes de lo que poseemos como país. La extensión del litoral mexicano es de 11.122 km, con esto me refiero sólo a la costa, lo que bañan las aguas a nuestra extensión territorial. Nuestra superficie marítima neta es de 3.149.920 km2 que incluyen la zona contigua, mar territorial y la zona económica exclusiva. De esta forma, el océano Pacífico abarca 2.320.380 km2, mientras que el golfo de México y el Caribe abarcan 829.540 km2.

En números se lee fácil y rápido, pero en la realidad es un mundo entero. De las costas mexicanas siempre obtenemos pescados y mariscos de la más alta calidad; sin embargo, dependiendo la temperatura, es crucial para el hábitat de cada especie. En aguas frías, como las del Pacífico, tenemos muchos peces azules, de la familia de los túnidos, los cuales tienen sabores más pronunciados, y están los de aguas cálidas (como el golfo y el Caribe) donde tenemos peces de carne blanca, magra, de sabores suaves y delicados. Asimismo contamos con Ensenada, Baja California, donde se obtienen excelentes pescados y mariscos con una calidad que se compara con la del Atlántico o Cantábrico.

Démosle entonces una probadita a la diversidad culinaria de nuestras costas, así que destapemos una cerveza o un mezcal y pongámonos cómodos para disfrutar de este artículo: un recorrido gastronómico por las principales playas de México

El Pacífico

De norte a sur con Baja California Sur, donde se encuentran los Cabos, los cuales reciben el nombre en plural debido a la corta distancia entre ellos, se hace esta síntesis de nombrar así a San José del Cabo y a Cabo San Lucas. En esta zona se encuentran grandes hoteles, resorts y hoteles boutique, restaurantes, bares y antros. En BCS, además de los Cabos, se encuentran la Paz y las playas Costa Azul, del Amor, San Pedro, Punta Lobos, o los Cerritos, que están bañadas por las aguas frías del Pacífico. La diversidad de peces que ofrecen son: marlín azul, marlín negro, sábalo, robalo, pez vela, pargo, pez gallo, albacora, atún, mahi dorado, así como mariscos como langostas, camarones, almeja chocolata, almeja blanca, mejillones, pulpos y abulón.

De los platos que podemos encontrar preparados de forma regional en esta zona son: pescados a las brasas, machaca de mantarraya, filete de camarón imperial (que consta de un medallón formado por varios camarones con un cinturón de tocino, esto se cocina a la plancha y se prepara con la misma grasa del tocino), cerdo cocinado en salsa de tamarindo, langosta en infinidad de preparaciones al igual que los camarones, almejas vivas en su concha servidas con diferentes salsas y limón, así como almejas cocinadas al carbón en su concha.

Para maridar estos platos tan ricos, nada mejor que un clamato, un licor de Damiana o, ¿por qué no?, un excelente vino blanco, rosado o espumoso de valle de Guadalupe.

Este estado, al contar con grandes resorts que poseen diferentes restaurantes, ofrecen una amplia cocina internacional: italiana, oriental, argentina, francesa y más. En algunos de ellos aclamados chefs como Jean George, cuentan con un restaurante bajo su firma, por no olvidar a Charlie Trotter, quien tuvo un restaurante en algún momento de su carrera en este destino, enriqueciendo la alta cocina.

 

almejas

 

Riviera Nayarit

Aquí encontramos las playas Bucerías, Boca de Tomates, Boca de Tomatlán, bahía Banderas, las Glorias, Puerto Vallarta, playa Dorada, Quimixto, Pizota, Mismaloya, las Ánimas, en las cuales puedes disfrutar del sol, y si tienes suerte, vislumbrar en el horizonte ballenas jorobadas y delfines. En las playas, además del descanso, puedes practicar deportes acuáticos y hay botes donde se practica la pesca deportiva, donde puedes encontrar el pargo, que es el pescado más popular para las preparaciones locales como el pescado a la talla, pero también está el pez espada, el pez gallo, pez vela, robalo, atún gigante y rallado, marlín negro y azul.

Por otra parte, en Puerto Vallarta y Punta Mita puedes encontrar restaurantes de reconocidos chefs que ofrecen una excelente propuesta con ingredientes locales. Ya que dimos una vuelta por las playas y fuimos de pesca, no es raro que se nos abra el apetito, así vayamos a conocer algunos sabores.

¿Que tal el calor en la playa? Pues pidamos una cerveza bien fría para empezar con un ceviche de pescado, aunque si deseamos variar un poco, en los menús también se encuentran enchiladas de ostiones, sopes con ostiones, tamales de camarón, tostadas de chanfaina (vísceras de cerdo con especias), tlaxtihuille (especie de caldo espesado con maíz, sazonado con chiles y polvo de camarón); con todo, el pescado zarandeado es el más representativo.

Entre las bebidas populares esta el tejuino, que es una especie de atole de maíz que se fermenta así como el tepache, pero que se sazona con limón y canela, y que se sirve con la orilla del vaso escarchado con chile y sal. El tepache de piña también es de los favoritos, consiste en piña fermentada y endulzada con piloncillo, esta bebida se sirve bien fría, mientras que el licor de nanche, una frutilla típica de la región, que no puede faltar. En verano, el agua de cebada es popular y fácil de localizar con los vendedores ambulantes.

Y si les quedó un espacio para un postre, lo mejor en la región son las cocadas, postre de plan de plátano, la cajeta de mango de Nayarit, los jocuixtles (frutilla de la región que se cocina en piloncillo).

filete