Te gusta

Los sabores de las playas de México (segunda parte)

Zihuatanejo

Llegando a Zihuatanejo podemos recorrer sus playas, las Gatas, las Casas, Blanca, Linda, Quieta, la Saladita; en Isla de Ixtapa, un islote con cuatro playas, se encuentran: playa Varadero, del Coral, Cuachalalate y Carey.

De los peces que se pueden obtener en la pesca deportiva son marlín negro y azul, pez vela, barrilete (de la familia de los atunes), atún cola amarilla, barracuda, pez gallo, pargo, robalo, macarela, bonito, dorado, aunque con los pescadores locales podemos conseguir langosta, camarones y almejas.

La botana más popular, ya sea si vamos de pesca mientras vamos a bordo de una lancha o descansamos en la playa, son las famosas tiritas de pescado, que son precisamente eso, aunque las originales son de barrilete, pero que también se hacen con sierra, robalo o dorado. Para prepararlas, se marinan apenas unos minutos en jugo de limón para no cocinarlas demasiado, se les agrega cebolla morada y chile serrano en juliana, y puede llevar o no pepino, también en juliana; ya listo se come con unas tortillitas calentadas en comal y una buena cerveza fría.

Las bebidas tradicionales son el agua de coco fría, con ginebra o cocteles que se preparan a base de agua de coco en la playa. El mezcal es la bebida espirituosa reina.

Dentro de los platos típicos están el aporreadillo, que es cecina de res revuelta con huevo, salsa ranchera (pico de gallo), relleno de puerco horneado en cazuela de barro, tamales nejos en hoja de plátano (los cuales suplen a la tortilla, en especial con el pipián verde), pancita de puerco, picaditas de frijoles negros con queso fresco y col rallada, pozole de puerco estilo Guerrero, que se sirve con orégano, chicharrón y aguacate, que puede prepararse con o sin sardinas de lata, y se suele acompañar con mezcal o licor de Damiana; incluso hay quienes le incorporan estos espirituosos al caldo o simplemente para acompañarse por separado.

Como es típico de la costa, los pescados y mariscos son tradicionales, como los camarones al mojo de ajo, mojarra de mar al gusto, coctel de camarón, camarones a las brasas o fritos. No pueden faltar los pescados a la talla, los ostiones frescos en su concha con diferentes salsas y limón, las albóndigas de langosta, el famoso ceviche de pescado de sierra estilo “zihua”, el pescado marinado en limón, al cual se le agrega cebolla morada, cilantro y jitomate picados, aguacate, así como salsa roja que se prepara con salsa de tomate, refresco de naranja, aceite de oliva y sal.

 

Playas oaxaqueñas

Las playas de Oaxaca son un paraíso, ya que en su mayoría son playas vírgenes o que tienen poca presencia de grandes resorts; brindan la experiencia de estar en contacto infinito con la naturaleza, ya que son ideales para campar, surfear, descansar y olvidarse de la vida citadina.

Oaxaca en sí es un paraíso culinario, pero si lo imaginamos en conjunto con la playa, resulta asombroso, ¿no es cierto? Cuenta con importantes destinos turísticos como son Puerto Escondido y Huatulco, así como playas vírgenes importantes.

Puerto Escondido cuenta con sus propias playas (Zicaleta, Carrizalillo, Manzanillo, Bachoco, Marinero), así como Huatulco tiene nueve bahías (Tangolunda, Chahue, Santacruz, Conejos, Maguey, Cacaluta, San Agustín, Chachacual y Órgano).

Dentro de su gastronomía podemos encontrar tasajo natural y enchilado (que es un corte de carne de res), pescado a la talla, pescados asados, sopa de mariscos, pescado empapelado, tamales de tichinada (almeja de río), caldo de caracoles, camarones al mojo de ajo y camarones fritos, así como insectos: gusanos de maguey fritos servidos con guacamole, chapulines con sal y limón, sin faltar algunos de sus platillos más típicos como empanadas de amarillo, tlayudas, mole negro oaxaqueño, amarillito, quesillo, y muchos otros más.

La piña rellena de mariscos gratinada no puede faltar, así como los camarones con salsa de tamarindo y mezcal, o los riquísimos camarones con mango y mezcal, que son también un manjar. Como puedes notar, su gastronomía de montaña se mezcla con pescados y mariscos, lo cual la hace más compleja.

Pero como no nos podemos quedar con sed, tomemos un mezcalito de Oaxaca, el cual es extraordinario, o podemos optar por un pozol (bebida de cacao y maíz que se sirve fría). Las mezcalitas también son populares; los cocteles como las margaritas, pero con mezcal de tamarindo o jamaica, son una delicia.

 

camarones

 

Playas veracruzanas

Veracruz es el estado que tiene el puerto aduanero más importante del país, ya que por él entra y sale todo el comercio exterior, sin embargo, es un estado grande el cual también posee muchos atractivos, más que el puerto principal.

Vamos ahora a descubrir sus playas. Si empezamos de norte a sur, encontramos las playas Miramar, Tamiahua, Norte y Galindo, Barra de Cazones, Tecolutla, Costa Esmeralda, Villa Rica, Chachalacas, Puerto de Veracruz, Mocambo y Playa Escondida.

Es común que en estas playas los vendedores ambulantes ofrezcan volovanes, una especie de empanadas rellenas de atún a la mexicana, piña con canela, camarones, jamón con queso y jaiba, aunque también ofrecen camarones para pelar con limón fresco y salsa embotellada, listos para ser disfrutados con una cerveza bien fría en la playa.

De los platos típicos que se pueden degustar en los restaurantes locales están el popular huachinango a la veracruzana, pescado empapelado, mojarras al gusto (fritas, al mojo de ajo o al ajillo), ceviche de pescado, coctel de camarón, pulpo en su tinta con arroz blanco, pato a la veracruzana, caldo largo de pescado, chilpachole de jaiba, camarones al gusto y enchipotlados, o sopes de camarón al ajillo. Entre los platos que no pueden faltar está el arroz a la tumbada, que es un tipo de arroz a la mexicana algo caldoso, con mariscos; dado que pertenece a la Huasteca, hay tamales muy interesantes como el zacahuil (un tamal que mide un metro de longitud y preparado con diversos tipos de carne), tamales de cerdo, o el tamal de cazuela.

Entre las bebidas para relajarnos y acompañar estas delicias lo mejor son los toritos, bebidas a base de leche condensada, destilado de caña y pulpa de frutas como guanábana, fresa, mango, nuez y muchos más.

Existen otras como los “moscos”, licor similar al originario del Estado de México, pero que aquí se prepara con naranja y nanche, o está el “jobo” un licor de ciruelas de árbol; el “habanero”, es una mezcla de destilado de uva y caña, más un licor de naranjas fermentadas; y para los que quieran una bebida sin alcohol, el “popo” es la bebida más popular, hecha a base de chocolate en agua se sirve en jícaras con espuma del mismo chocolate.

Y ya sea para el desayuno o cena, lo más rico es probar unas picaditas con salsa roja o verde, pero también puedes pedir unas gordas petroleras de piloncillo y anís que se pueden servir con un huevo estrellado, y, ¿qué tal una “bomba”, que es una concha de vainilla rellena de frijoles negros refritos con o sin gratinar, acompañada de unos chiles en vinagre con ajos, zanahoria y coliflor? Por supuesto, lo mejor es acompañar estas comidas con un café lechero. En definitiva, Veracruz ofrece una cocina enriquecida por el choque de dos culturas, donde mar y tierra se unen para regalarnos platos únicos que nunca defraudan y son una sorpresa en cada bocado.

 

chilpachole

Chilpachole de jaiba estilo Veracruz.

 

Riviera Maya

Por último, visitemos las playas de la Riviera Maya, en las cuales encontramos desde aquellas con grandes resorts, así como playas tan vírgenes como Mahahual. De norte a sur encontramos Isla Mujeres, Cancún, Puerto Morelos, Punta Maroma, Tres Ríos, Punta Bete, Paraíso, Playa del Carmen, Playacar, Xcaret, Paamul, Xpu-ha, Akumal, Xcacel, Cozumel, Tulum, Boca Paila, Punta Allen, Mahahual, Bacalar, Xcalac.

Lo interesante en estas playas es que podemos encontrar desde grandes hoteles con restaurantes que ofrecen cocina internacional, hasta de especialidades como la italiana, francesa, etc. No puede faltar, por supuesto, la propuesta de grandes chefs, con una cocina local contemporánea, a la altura de los mejores restaurantes del mundo. Por otro lado tenemos la cocina típica, que comparte de cierta forma la península de Yucatán, en su parcialidad.

En la Riviera Maya encontramos platos que representan las raíces y el mestizaje, como el queso relleno, que se compone de queso holandés relleno de pavo, cerdo, pasitas, aceitunas y alcaparras, entre otros. Dentro de los ingredientes más utilizados que caracterizan esta cocina son el chile habanero, la cebolla roja (morada), el orégano yucateco, el axiote (pasta de la semilla de anato), naranja agria, recado negro, mientras que en las carnes silvestres encontramos venado, cerdo pelón, jabalí y faisán.

En lugares pequeños en la playa, podemos encontrar platos que se elaboran diariamente con productos muy frescos que los lugareños compran directamente a los pescadores, por ello encontramos platos como ceviche de pulpo, pescado, camarón, caracol (que es muy popular en esta zona), callo de hacha; está el pescado tikinxic, que es originario de Isla Mujeres, es una especie de barbacoa de pescado, donde el pescado se marina en axiote y se envuelve en hoja de plátano para cocinarse en un hoyo en la playa, el cual se cubre con leña; en la actualidad esta preparación también se realiza con camarones.

Por supuesto, no podría faltar acompañar estos platos con arroz, frijoles y salsa xnipec de jitomates con chile habanero. Pero la cocina yucateca es muy vasta, ya que en ella podemos saborear panuchos, papadzules, langosta flambeada con xtabentún (una bebida), camarones gigantes al coco, chirmole, sikilpak (especie de pipián verde), mientras que en la pesca del día podemos encontrar peces como robalo, huachinango, camarones y langostas, preparados a las brasas o al gusto.

La bebida ancestral y mítica es el xtabentún, que en otra ocasión les contaré la leyenda; se trata de una bebida que se prepara de la miel que extraen las abejas de la flor del mismo nombre, xtabentún, cuyo aroma es embriagante, de gusto dulce y anisado.

xtabentún