Te gusta

Los sabores de las playas de México: Veracruz

Playas veracruzanas

Veracruz es el estado que tiene el puerto aduanero más importante del país, ya que por él entra y sale todo el comercio exterior, sin embargo, es un estado grande el cual también posee muchos atractivos, más que el puerto principal.

Vamos ahora a descubrir sus playas. Si empezamos de norte a sur, encontramos las playas Miramar, Tamiahua, Norte y Galindo, Barra de Cazones, Tecolutla, Costa Esmeralda, Villa Rica, Chachalacas, Puerto de Veracruz, Mocambo y Playa Escondida.

Es común que en estas playas los vendedores ambulantes ofrezcan volovanes, una especie de empanadas rellenas de atún a la mexicana, piña con canela, camarones, jamón con queso y jaiba, aunque también ofrecen camarones para pelar con limón fresco y salsa embotellada, listos para ser disfrutados con una cerveza bien fría en la playa.

De los platos típicos que se pueden degustar en los restaurantes locales están el popular huachinango a la veracruzana, pescado empapelado, mojarras al gusto (fritas, al mojo de ajo o al ajillo), ceviche de pescado, coctel de camarón, pulpo en su tinta con arroz blanco, pato a la veracruzana, caldo largo de pescado, chilpachole de jaiba, camarones al gusto y enchipotlados, o sopes de camarón al ajillo. Entre los platos que no pueden faltar está el arroz a la tumbada, que es un tipo de arroz a la mexicana algo caldoso, con mariscos; dado que pertenece a la Huasteca, hay tamales muy interesantes como el zacahuil (un tamal que mide un metro de longitud y preparado con diversos tipos de carne), tamales de cerdo, o el tamal de cazuela.

chilpachole

Chilpachole de jaiba estilo Veracruz

Entre las bebidas para relajarnos y acompañar estas delicias lo mejor son los toritos, bebidas a base de leche condensada, destilado de caña y pulpa de frutas como guanábana, fresa, mango, nuez y muchos más.

Existen otras como los “moscos”, licor similar al originario del Estado de México, pero que aquí se prepara con naranja y nanche, o está el “jobo” un licor de ciruelas de árbol; el “habanero”, es una mezcla de destilado de uva y caña, más un licor de naranjas fermentadas; y para los que quieran una bebida sin alcohol, el “popo” es la bebida más popular, hecha a base de chocolate en agua se sirve en jícaras con espuma del mismo chocolate.

 

Y ya sea para el desayuno o cena, lo más rico es probar unas picaditas con salsa roja o verde, pero también puedes pedir unas gordas petroleras de piloncillo y anís que se pueden servir con un huevo estrellado, y, ¿qué tal una “bomba”, que es una concha de vainilla rellena de frijoles negros refritos con o sin gratinar, acompañada de unos chiles en vinagre con ajos, zanahoria y coliflor? Por supuesto, lo mejor es acompañar estas comidas con un café lechero. En definitiva, Veracruz ofrece una cocina enriquecida por el choque de dos culturas, donde mar y tierra se unen para regalarnos platos únicos que nunca defraudan y son una sorpresa en cada bocado.

Jonathan Ruiz

@chefjjrr

[email protected]

www.sylvanaeg.com