Te gusta

Mercedes-Benz, elegancia que se reinventa

Tras 40 años de espera, clase G se renueva inmensamente sin perder su esencia: un SUV todoterreno diseñado para cumplir todas las necesidades de nuestro tiempo. 

Han pasado cuarenta años desde que la empresa alemana revolucionara el mercado automovilístico con un todoterreno de lujo.

Este año, Mercedes-Benz relanza Clase G, el SUV insignia de la firma, con un conjunto de sorpresas que encantarán a sus fanáticos, así como GLE, el afamado SUV que rompió con los paradigmas de su tiempo hace dos décadas.

Un renovado chasís, desempeño mejorado, mayor eficiencia y todo el lujo que caracteriza a la marca, son las cualidades del nuevo Clase G. Mantiene su diseño clásico y conserva únicamente tres elementos de la versión anterior: la manija con botón de las puertas, la emblemática cubierta de la llanta de refacción y el característico sonido que emiten sus puertas al cerrarse; así de extrema ha sido la actualización.

La atención al detalle es espectacular y se ha optimizado cada uno de los aspectos que se podían mejorar de las generaciones anteriores. Mientras que el diseño interior ha sido completamente reestilizado a un nuevo nivel, el espectacular motor ocho cilindros se adapta a cualquier situación. El G500 Biturbo con 422 HP y 610 Nm de torque lo hacen una gran opción para pendientes, mientras que puede acelerar de 0-100 km/h en sólo 5.9 segundos. Con la desconexión de cilindros, el motor opera con gran eficiencia; cuando el conductor solicita más potencia del motor mediante el acelerador, aquellos vuelven a conectarse de inmediato.

El legado del clase G en toda la familia 

También en una reinvención de su segmento, el icónico SUV de Mercedes-Benz, la GLE se renueva en su tercera generación y viene a cambiarlo todo de nuevo: incorpora el sistema de experiencia de usuario de la firma alemana para entregar la mejor experiencia al conductor; cuenta con asistencias en la conducción que promueven la seguridad en cada traslado; mejora emisiones y consumos con el nuevo motor seis en línea; e incluso agrega una tercera fila de asientos para colocarse por encima de su competencia.

Un elemento característico e inconfundible del diseño de la nueva GLE son las formas musculosas de las luces traseras. Difícilmente se puede expresar la fuerza con más elegancia y dinamismo. Esta novedosa GLE es capaz de moverse sobre cualquier terreno. Su nueva tecnología de motores, la transmisión automática de nueve velocidades y la tracción de cuatro ruedas la dotan de aptitudes para continuar dominando cualquier camino, alcanzando niveles de confort impensables.

Esta renovación en la familia de SUV de Mercedes-Benz nos deja claro que la firma teutona está decidida a seguir ofreciendo lo mejor a través de un vehículo ideal para cada tipo de conductor.