Te gusta

Mexicanos aman los vinos dulces: Consejo Mexicano Vitivinícola

Los mexicanos siempre andamos en búsqueda de algo dulce: un postre para terminar una buena comida, un agua dulce para sobrellevar la junta; definitivamente el paladar mexicano tiene una preferencia por los sabores dulces, prueba de ello es nuestra afinidad por las bebidas como el refresco, o los jugos.

Dentro de esta larga lista de bebidas y nuevos experimentos, están los vinos dulces, los cuales, son parte de de los favoritos de los mexicanos, e incluso se han vuelto un producto de consumo regular cuando las familias acuden al supermercado.

Primero ¿Cómo se elabora un vino dulce?

Hay distintas maneras de elaborar un vino dulce. Éstas dependen de cada bodega, pero a grandes rasgos, hay tres. El primero consiste en la fermentación alcohólica parcial y adición del mosto (zumo de uva), haciendo así, un vino dulce. El segundo método es usando uvas sobre maduradas y se utiliza menos levadura en el proceso para que ésta no alcance a producir alcohol. Finalmente, está la llamada técnica del apagado, donde se corta el proceso de fermentación añadiendo alcohol neutro.

Cinco propuestas del Consejo Mexicano Vitivinícola 

Estas son algunas bodegas 100% mexicanas que podrán hacer que tus comidas o cenas sean totalmente diferentes. Se mantienen al tanto de las tendencias internacionales y entre sus novedades, Valle Redondo es la primera bodega que tiene un envase de vino individual, por ejemplo.

Santo Tomás

Esta bodega se encuentra en la península de Baja California y cuenta con más de 130 años de experiencia en la producción de vinos, pues fue fundada en 1888. Su vino tinto Tardo es una excelente opción para cerrar con broche de oro esa comida, cena o plática con los amigos. Además de que puedes lograr un buen maridaje con algún postre. Este vino tiene un aroma con notas de frutos negros con fondos de madera chocolate y humo, que logran un sabor único.

 Cava Quintanilla  

San Luis Potosí también es un orgulloso estado vinícola y en esta lista no podría faltar un vino rosado. Justo para esta época del año, un vino fresco y dulce para compartir una tarde de pláticas con tu mejor amiga o para tener un break del home office. Imagina lo siguiente, salir al patio, jardín o incluso simplemente estar en la sala, una copa de vino Nicole de Cava Quintanilla, bowl de frutas frescas y un buen libro. Justo lo que necesitas para desconectarte un momento de la rutina.

Valle Redondo

Una bodega que se ha destacado por sus productos e innovación es Valle Redondo, pues sus vinos llegan desde Aguascalientes hasta tu casa gracias a sus precios tan económicos. Sin duda, podrás tener un vino de calidad a precios accesibles. Su espumoso es un vino tinto afrutado con cuerpo ligero, aroma delicado con notas frutales y un color rubí que tiene reflejos granates. Esta bodega quiere poner el vino al alcance de cualquier persona, por lo que si esta es de tus primeras experiencias vitivinícolas, esta es una gran opción.

Hacienda de Letras

Si lo tuyo son los vinos blancos, te recomendamos probar el Muscat Blanc de Hacienda de Letras. Este vino de mesa dulce blanco es un excelente acompañamiento para un pollo ligeramente condimentado, ensaladas o incluso helado. Además, es un excelente digestivo, así que no lo pienses dos veces y aventúrate a conocer este vino afrutado con notas de manzana verde, pera y membrillo.

Bodegas Ferriño

Otra vinícola de Coahuila es Bodegas Ferriño. Su vino tinto dulce llamado Sangre de Cristo es dulce y afrutado. En él, puedes detectar olores de uvas y cerezas, por lo que el maridaje perfecto lo puedes lograr con platillos agridulces, chiles en nogada, pasteles de tres leches o incluso, puedes crear una rica sangría si lo mezclas con una fresca limonada.

La industria vinícola mexicana no para de sorprendernos, por lo que te recomendamos consumir diferentes vinos hechos en nuestro país con el que puedas compartir más que un momento con esas personas tan especiales para ti.