Te gusta

Inicia el etiquetado claro en los productos

Ya se pueden ver en los supermercados productos incluyendo el nuevo etiquetado, el cual lleva sellos en la parte frontal para advertir al público sobre el exceso de grasas saturadas, trans, azúcares, sodio y calorías.

Este nuevo sistema tiene como objetivo demostrar de forma clara y simple si un producto tiene exceso de algún elemento dañino asociado con enfermedades crónicas no transmisibles como la diabetes, la obesidad y las enfermedades cardiovasculares.

En marzo de este año se publicó en el Diario Oficial de la Federación, una modificación a la Norma Oficial Mexicana 051, sobre el etiquetado para alimentos y bebidas no alcohólicas.

Esta regulación entrará en vigor el 1 de octubre del 2020, sin embargo, hay algunos productos que ya comenzaron a venderse en supermercados con el nuevo etiquetado.

Los sellos de advertencia que ahora veremos en los productos están basados en el perfil de nutrientes de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), herramienta para la clasificación de alimentos y bebidas con niveles excesivos de nutrientes críticos.

La razón es que está basado en evidencias científicas actualizadas y relevantes, incluso, la UNICEF menciona que este etiquetado claro podría ser un ejemplo para otros países, que como el nuestro, luchan contra la obesidad y el sobrepeso.

“El etiquetado recientemente aprobado por México contempla las mejores experiencias internacionales y la evidencia científica más actualizada y relevante, por lo que podría incluso convertirse en un ejemplo para otros países que atraviesan este proceso de lucha contra el sobrepeso y la obesidad”, mencionó Christian Skoog, representante de la UNICEF en México.

¿Por qué un etiquetado claro?

Como consumidores tenemos derecho a conocer qué es lo que estamos consumiendo en un producto, esto se garantiza a través de nuestro derecho a la información. Para lograr esto necesitamos de un etiquetado frontal en alimentos y bebidas claro que nos ayude a tomar elecciones saludables en unos cuantos segundos.

Un etiquetado frontal de advertencia en los productos nos informa de forma simple sobre el contenido excesivo de energía, azúcares, grasas y sodio en los alimentos cuyo consumo se asocia con varias enfermedades crónicas no transmisibles.

Los productos se deben rotular cuando superen los límites establecidos para calorías, azúcares, grasas saturadas y sodio y los sellos de advertencia deben presentarse en la parte frontal del producto.

De esta forma un etiquetado de advertencia te permite en un vistazo tomar una mejor decisión de compra y además puede ser entendible para toda la población.