1

Orfeo Quagliata: del vidrio soplado al “Jimmiz Brainz”

Durante la pasada edición de Zona MACO 2016, en la Ciudad de México, tuve la oportunidad de conocer el trabajo en vidrio de Orfeo Quagliata, un diseñador que domina las técnicas tradicionales del vidrio, pero que además emplea nuevas técnicas, creando líneas que nadie más en el mundo produce, como “Barcodes”, “Cellz”, “Sporz”, “Miraz”, y mi favorita, “Jimmiz Brainz”.

“Lo tengo en la sangre”

Desde su nacimiento, Orfeo Quagliata estaba destinado a ser diseñador. Criado en una comunidad de artistas en San Francisco, hijo de una artista de quilts y de uno de los artistas en vidrio más importantes de la actualidad, Narciso Quagliata (quien forma parte del American Studio Glass movement y que colaboró en el diseño y la fabricación de la cúpula de cristal que se encuentra en el ápice de la última obra arquitectónica en Roma de Miguel Ángel Buonarroti, la Basílica de Santa María degli Angeli e dei Martiri), así como nieto de Herta Jalkotzy, la diseñadora de joyas de la reina de Inglaterra, era cuestión de tiempo para que Orfeo desarrollara su propia marca en el mundo del diseño.

“En cierto punto ya no quería hacer nada de vidrio y arte, y estudié un tiempo geografía.”

A los 16 años, Orfeo se mudó a Barcelona, donde trabajó con el artista catalán José Fernández Castrillo, de quien aprendió técnicas de vidrio en frío, muy distintas a las que empleaba su padre. Dos años después se fue a vivir a Milán y posteriormente regresó a Estados Unidos, donde ingresó a la carrera de Diseño Industrial, de Mueble y Arquitectura, en el California College of the Arts (CCA) de San Francisco. Ahí exploró otros materiales y estudió con el prominente diseñador de muebles y arquitecto Chris Deam durante tres años, involucrándose en proyectos para las corrientes de Airstream y Herman Miller.
Más tarde se fue a vivir en Indonesia, y en el año 2000 aceptó la oferta de ser socio en una fábrica de vidrio mexicana, por lo que desde entonces reside en nuestro país, donde tiempo después abrió Studio Orfeo Quagliata.

orfeo8

“Me considero más un alquimista que un artista”

Desde hace siglos existe una gran cultura en torno al uso del vidrio, desde objetos de la vida cotidiana, hasta grandes piezas artísticas, decorativas, de joyería y más, que no sólo tienen un valor estético e histórico, sino también monetario.

El vidrio emplomado, el soplado y el vitralismo, son algunas técnicas de gran tradición en Occidente. El vitralismo, por ejemplo, destaca por esa capacidad de permitir magníficas composiciones (narrativas o abstractas), a partir del uso de vidrios de colores, pintados o recubiertos con esmaltes, que se ensamblan mediante varillas de plomo.

Sin embargo, la misma composición de los distintos vidrios y su manejo es una constante exploración y evolución para Orfeo, quien no sólo aprecia la alquimia que conlleva el trabajo con este material, sino que busca llevarlo a nuevos límites, integrando técnicas tradicionales (soplado, vaciado, termoformado, fundido), con nuevas (vidrio hervido), y siempre haciendo uso de nuevas tecnologías que permiten innovadores procesos, logrando así asombroso resultados.

orfeo14

Orfeo nos platicó que el origen de las técnicas que emplea en su trabajo data de los años 70, cuando la empresa en Portland, Bullseye, comenzó el desarrollo de una técnica capaz de lograr que los vidrios fuesen compatibles entre sí. Diez años después, Bullseye presentó los primeros vidrios del mundo especialmente formulados para trabajar en un horno. ¿Cómo? Mientras que otras compañías se habían centrado en igualar las expansiones de diferentes vidrios, en Bullseye reconocieron que los vidrios con exactamente la misma expansión (coeficiente lineal de expansión térmica) no se ajustan necesariamente entre sí, y que sólo mediante el desarrollo de vidrios con la compensación de diferencias entre la expansión y la viscosidad se podrían hacer vidrios compatibles entre sí.[1]

Gracias a esta compatibilidad y las aleaciones de vidrio con distintos metales se obtiene una amplia gama de colores. Así por ejemplo, para conseguir el color morado en vidrio, éste debe incluir oro, haciéndolo uno de los más costosos en el mercado y elevando a su vez el costo final de la pieza. Orfeo emplea en su trabajo placas de vidrio de colores, los cuales importa desde EU, para experimentar y conseguir distintos efectos de textura y color en una constante exploración de prueba y error para lograr la pieza deseada.

“Jimmiz Brainz”

El efecto “Jimmiz Brainz”, llamado así porque simula las circunvoluciones y cisuras del cerebro, y además retoma la psicodelia de la música de Jimmy Hendrix, se logra utilizando trozos de distintos vidrios, los cuales se hierven y al estar bajo ciertas condiciones de temperatura, reaccionan de forma tal que se generan formas particulares y colores que se fusionan, creando nuevos tonos y un efecto abstracto en la pieza. Una vez que la placa se enfría, pasa a los acabados.

Lo interesante es que el efecto es ve distinto en las dos caras principales de la placa de vidrio fusionado, de tal forma que el cliente es quien decide qué cara mostrar en su pieza, ya sea para un fin decorativo o incluso mobiliario.

Como buen diseñador industrial, además de trabajar con vidrio, Orfeo experimenta con otros materiales, como espejos, pintura con acrílico, cerámica, madera, y sus combinaciones, sumado a otras técnicas. Su sentido alquimista lo motiva crear nuevos diseños que rompan con lo convencional.

orfeo16

“Cada trabajo es una colaboración con el cliente”

Orfeo ha colaborado y hecho trabajos para empresas como Swarovski, Waterworks, RS Owens (los encargados de elaborar las estatuillas de los premios Óscar), Jesco, y clientes de todo el mundo, desde hoteles hasta particulares.

El trabajo de Orfeo es una manifestación de energía, de destreza y de pasión. Explosiones de color, formas abstractas y geometría orgánica se conjuntan para lograr piezas únicas capaces de ser el centro visual en donde sea que estén. Desde objetos decorativos, instalaciones, mobiliario, joyería y accesorios, Orfeo imprime su sello distintivo basado en un fino trabajo en vidrio y diseño contemporáneo, conquistando así la atención de amantes del diseño en todo el mundo.

Conoce el trabajo de Orfeo en su sitio: www.orfeoq.com



[1] Fuente: http://www.bullseyeglass.com/how-it-all-began.html