Te gusta

Pedro Evia lleva el sabor de Yucatán a España

Q78 Gastromezcal by Pedro Evia es el primer restaurante en Madrid del renombrado chef yucateco, ofreciendo un abanico de mezcales y recetas de origen ancestral, con un toque contemporáneo.

En pleno barrio de El Retiro, el chef Evia resuelve la pregunta ¿a qué sabe Yucatán? Una región llena de grandes platillos y tradiciones alrededor de ellos, sin poner atención en las técnicas contemporáneas que no hacen más que crecer la oferta. 

Su nombre, Q78 Gastromezcal, es un compuesto de todos los significados que tiene el lugar: la Q es inicial de quiote, el tallo tierno de la flor del maguey, 78 responde a la fecha (13/04/1978) en la que se obtuvo en Suiza el certificado del registro del tequila en el Registre International des Apellations d’Origine de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual.

Pero el mezcal no se queda en la carta, también tiene mucho protagonismo en el diseño y decoración del lugar; el arquitecto yucateco Henry Ponce Miranda, en colaboración con los mexicanos Georgina Gallareta e Iván Quiñones, proponen una puerta pintada en rojo que abre a la barra central y un gran mural con el origen del mezcal y formas abstractas basadas en los mezcaleros, personajes responsables de la extracción de la materia prima.

 

__________________________________________________________

“Seremos el primer lugar mexicano en Madrid que no ofrezca tacos. En México no vas a un restaurante a comer tacos, pides un plato para compartir, te sirven las tortillas a un lado y tú te montas el taco. Algo parecido pasa con el picante, nuestra comida no es de por sí picante, te lo sirven aparte y tú añades tanto como quieras”, comenta el chef yucateco. 

__________________________________________________________

Menú tradicional yucateco

En su menú podrás encontrar platillos de elaboraciones prolongadas, como el clásico potaje de lentejas yucateco, inspirado en el guiso de su madre y con un proceso de tres días de preparación. Otro ejemplo son los esquites de maíz ahumado, que tarda 72 horas en prepararse, o los papadzules tradicionales yucatecos. 

Una constante en los platillos son los recados; esa tradicional mezcla de especias usada para sazonar guisos y platillos, lo que cuentan con los secretos personales del chef.