Te gusta

Peligra el Valle de Guadalupe por incendios en Baja California

Múltiples incendios forestales azotan la zona norte de Baja California desde ayer por la mañana; municipios de Tijuana, Rosarito y Ensenada se encuentran en riesgo. Por la tarde también se reportaron los primeros casos cerca del Valle de Guadalupe, aproximándose a las decenas de casas vinícolas y plantaciones de uva que ahí radican.

A pesar de que personal de Comisión Nacional Forestal auxilió a los bomberos de Tijuana y Ensenada, el área afectada aumentó debido a los vientos de Santa Ana, extremadamente secos y fuertes en este año. Alrededor de las 21:40 horas del jueves, la Policía Federal decidió cerrar la carretera y la autopista Tijuana-Ensenada para tener las vías libres para los trabajos de emergencia.

Los vientos de Santa Ana son un fenómeno que sucede año con año en las zonas costeras del sur de California y el norte de Baja California. Provenientes de la Gran Cuenta de Norteamérica y el Desierto de Mojave, que pueden varias sus temperaturas según la climatología de su origen y que son los responsables de los días más calurosos del año tanto en Los Ángeles y San Diego, como en Tijuana y Ensenada.

Foto: La Jornada

En Playas de Rosarito se registraron 15 incendios forestales, por lo que fue necesario el apoyo de los bomberos de Tijuana para controlarlos. Mientras tanto, en Tijuana se reportaron cerca de 30 incendios, así como un siniestro que consumió tres viviendas en la colonia Sánchez Taboada. Mientras que el día de ayer también se registraron siniestros en el Valle de Guadalupe, sin embargo fueron contenidos.

Hasta el momento, no se tiene registro de daños mayores en la principal zona vinícola del país, sin embargo, los daños que estos incendios han causado en los municipios aledaños ya son considerados una emergencia. Las clases fueron suspendidas en todos los niveles y el cruce fronterizo Tijuana-San Diego fue cerrado por causa de este fenómeno.

Desde El Conocedor, mandamos un caluroso abrazo y todo nuestro apoyo a las extraordinarias personas que viven Tijuana, Rosarito, Ensenada, el Valle de Guadalupe y municipios aledaños que están sufriendo a causa de los incendios forestales que los aquejan.

Estamos con ustedes.