Te gusta

Perro y Arena, estudio creativo

Inspirado en los espacios naturales, así como en la flora y fauna del estado de Baja California, y en las raíces griegas y mexicanas del artista Sócrates Medina Ahearn, nace Perro y Arena.

Eide Sosa Cerda

Un estudio creativo localizado en la ciudad de Tijuana enfocado en la creación de piezas de arcilla, tanto funcionales como decorativas, que transportan a un mundo surreal en donde seres como los coyotes, los búhos, los jaguares o el sol, nos cuentan fantásticas historias. Lo que comenzó como un pasatiempo para Sócrates, se convirtió en una pasión a la que decidió dedicarse por completo a partir del verano pasado.

______________________________________________________________

“El nombre Perro y Arena se inspira en una de sus primeras piezas: un perro de arcilla pintado con pigmento blanco y con líneas talladas que revelaban un material que se asemeja a la arena”.

______________________________________________________________

La influencia de la naturaleza es evidente en cada uno de los diseños, al igual que la conexión con elementos como la luna, el sol y el fuego. La calidez de los tonos de la arcilla evoca los desiertos y las playas de Baja California, mientras que la presencia de todos estos componentes hace que cada pieza brinde una sensación de serenidad y misticismo. Aunado a esto, la mayoría de las figuras se encuentran en posiciones relajadas que buscan transmitir la importancia de tomar pausas en nuestro día a día para realmente disfrutar el presente.

El estudio también cuenta con distintas pinturas e ilustraciones que, al igual que las demás piezas, narran historias que nos recuerdan a los mitos y leyendas que solíamos escuchar en nuestra infancia. “Perro y Arena es una invitación para que bailemos con coyotes y liebres mientras le cantamos a la luna”, comenta Sócrates.

Producción artesanal y artística

La producción de cada pieza toma alrededor de dos a tres semanas, ya que se trata de un proceso artesanal que involucra la construcción, el secado, la pintura, el esmaltado y la cocción de la misma. Para el artista, hacer cada una de ellas ha sido gratificante, aunque nos confiesa que los coyotes guardianes son esa figura a la que vuelve cada vez que experimenta un bloqueo creativo. Otras de las obras preferidas del artista son un par de jarrones, uno de ellos con unas cabezas de coyotes adheridas y otro con unos coyotes danzantes pintados en color azul. Este último formó parte de las piezas finalistas para el XLV Premio Nacional de la Cerámica en el Centro Cultural el Refugio, en San Pedro Tlaquepaque, Jalisco.

Perro y Arena ha hecho colaboraciones tanto en México como en Estados Unidos. Una de las favoritas del artista fue Los Solecitos, realizada con Salvador Compañ y su proyecto Lørdag & Søndag. Se trata de una colección de cinco caras de sol de cerámica que viajaron al estado de Campeche para que sus rayos fueran tejidos a mano por la artesana Milagro de Atocha. Para ello se usaron fibras de jipi-japa y el proceso se realizó en una cueva subterránea en donde las condiciones eran más favorables. Próximamente estarán disponibles otros 12 soles que son parte de una segunda colección.

Sócrates también ha colaborado con la fotógrafa Gabriela C. Walther con quien creó la obra Un Atardecer, y con su hermana y diseñadora textil, Guadalupe Isa, en varios proyectos.

¿Quién es Sócrates Medina Ahearn?

Originario de la ciudad de Tijuana y siempre con un instinto creativo, Sócrates estudió la carrera de arquitectura y la especialidad de Historia del Arte para después mudarse a trabajar a Los Ángeles, en donde decide cambiar su enfoque y regresar a su ciudad natal para retomar sus raíces y dedicarse a la creación artesanal de figuras de arcilla.

Encuentra más info en: @perroyarena | perroyarena.com