Te gusta

J2:10, la joya de Vinícola Regional de Ensenada

Entre 2007 y 2009, el Valle de San Vicente, reconocido como una de las principales zonas vitivinícolas de nuestro país por la calidad de sus uvas, sufrió una de las peores sequías registradas en toda su historia, afectando así a la región de los viñedos del Llano Colorado, en Baja California.

La falta de agua en sus mantos acuíferos, no sólo fue una problemática para los dueños de las tierras, sino también para aquellas familias y casas vinícolas que dependían de sus cosechas.

La pasión y experiencia de tres generaciones se sumaron para construir un acueducto subterráneo de más de 17 km que llevaría vida a los viñedos con el fin de recuperar todo su esplendor, tal como lo habían mantenido sus antecesores.

En 2010, la sabiduría de la naturaleza rindió frutos; la recuperación de los viñedos, producto del agua transportada por el acueducto, no sólo sacudió todo el potencial de las tierras, sino también el espíritu, la fe y la energía por continuar. Así, este momento se convertiría en el despertar de un sueño por incursionar en el mundo del vino de una manera totalmente diferente; esta vez no como proveedores de las mejores uvas del país, sino como creadores de su propio vino después de más de 70 años.

“Este periodo fue un momento complicado para nuestra familia, ya que también se relacionaba con el tiempo en el que empezamos a incursionar en hacer vinos propios”, recuerdan algunos miembros de las familias propietarias de los Viñedos Llano Colorado.

Así nació J2:10, la semblanza entre aquel momento tan emblemático y la narración del apóstol Juan en el capítulo dos, versículo diez, el cual habla de la manera en que Jesús convirtió el agua en vino, del mismo modo en que dichas tierras dieron vida a una gran cosecha.

 

 

“La semblanza radica en el hecho/milagro del Evangelio del apóstol Juan; para nosotros es un tributo a este momento, ya que después de este año logramos tener nuestra primera excelente cosecha y en celebración decidimos nombrar al ‘vino bueno’ como J2:10, haciendo unas pequeñas variaciones creativas, ya que no estamos pensando que fue un milagro, sino dando gracias por lo que se logró en Viñedos Llano Colorado”, menciona don Alberto.

Este vino, es un agradecimiento a la naturaleza y pasión de todas las personas que han colaborado en este orgulloso proyecto vinícola mexicano por más de siete décadas.

 

J2:10 2013

Vinícola Regional de Ensenada

Llano Colorado, Valle de San Vicente

Enólogo: José Luis Durand

Cepas: Cabernet Sauvignon y Nebbiolo

Crianza: 12 meses en barrica, 14 meses en botella

13.5 % / 750 ml

Notas de cata: De color rubí brillante. Un vino muy bien integrado con intensa gama aromática a vainilla, grosella y madera. De acidez agradable y taninos dulces, perfectamente equilibrado; muy elegante y aterciopelado, propio de los vinos finos del Valle de San Vicente.

Maridaje: Recomendado para disfrutarlo con guisados, pastas, quesos fuertes y carnes en general.