Te gusta

Punta Caliza, mágico y surreal

La isla de Holbox es un auténtico paraíso en el que la naturaleza y el hombre se reencuentran en una experiencia renovadora (y Punta Caliza es parte de esto). 

Planear un viaje al estado de Quintana Roo nunca es una mala idea; ese maravilloso lugar, rodeado de exuberantes paisajes y majestuosas playas, también está lleno de destinos obligados sin importar el tipo de viajero. Mucho se dice de Cancún y Playa del Carmen (en donde se encuentran algunos de nuestros hoteles favoritos), pero Holbox es una de esas ciudades que enamoran de por vida a quienes las visitan: es una verdadera experiencia paradisíaca.

Sin embargo, la oferta turística de la isla no había sido de talla mundial -hasta ahora-, sino era más bien algo bohemio. Pero un pequeño hotel está cambiando eso a través del diseño, la arquitectura y el confort que se busca. Punta Caliza está inspirado en la naturaleza; en sus espaciosas habitaciones las maderas locales son protagonistas, además una conexión interior a través de albercas de aguas color turquesa, lo convierten en una historia en sí mismo.

Este increíble complejo está por cumplir dos años de encantar a los visitantes que llegan desde todo México y otras partes del mundo. Cuenta con 12 habitaciones, todas conectadas a la piscina a través de pasillos de agua a los que se asoman sus puertas. No es un hotel de lujo convencional, ya que el diseño es el protagonista de sus espacios y es ahí en donde se esconde el placer que lo caracteriza.

Una familia mexicana

Punta Caliza es un pequeño hotel boutique en Holbox, fundado por una familia de viajeros y enamorados de su país. Su meta es disfrutar y enamorarse de la isla para sentirse como en casa. Aquí, las paredes blancas características de la península se conjugan con los tonos cálidos de la madera y las fibras naturales de los techos; un concepto desarrollado por el estudio Macías Peredo, cuyos directivos son maestros y amigos de la familia.

Por si el paisaje natural y la irrepetible calma del Caribe no fueran un atractivo suficiente para visitar este mágico espacio, el hotel ofrece bicicletas para que sus huéspedes recorran la angosta isla a su antojo, además de una zona de playa exclusiva para ellos y tours para reconectarse con las exóticas flora y fauna de la región.

Un trato cálido y atento, además de una ubicación privilegiada, cerca de algunos de los mejores restaurantes de la pequeña localidad, lo convierten en una maravillosa opción para alejarse de la vida nocturna, el ajetreo y las pretensiones de las grandes ciudades.

_____________

Paseo Kuka s/n, isla Holbox, Quintana Roo

@puntacaliza