Te gusta

Quintonil Diez recibe a los chefs Daniela Soto-Innes y Blaine Wetzel

Continúa la celebración del décimo aniversario de Quintonil con la iniciativa Quintonil Diez, esta vez con un menú a cargo de los chefs Daniela Soto-Innes y Blaine Wetzel, del aclamado restaurante The Willows Inn, ubicado en Lummi Island, Washington; y Jorge Vallejo, chef anfitrión y la mente detrás de Quintonil.

Esta fue la segunda edición de Quintonil Diez, una iniciativa que durará 10 meses, creada por Alejandra Flores y Jorge Vallejo para celebrar los 10 años del restaurante Quintonil, ubicado actualmente en el número 27 de The World’s 50 Best Restaurants y en el 8 de los Latin America’s 50 Best.

Menú de 12 tiempos

Daniela Soto-Innes, elegida como The World’s Best Female Chef en 2019 por la lista The World’s 50 Best Restaurants y el chef Blaine Wetzel, cabeza del restaurante The Willows Inn, fueron los invitados del chef Jorge Vallejo y Alejandra Flores a este segundo episodio de Quintonil Diez.

Junto con Vallejo, fueron los encargados de crear un menú inédito de 12 tiempos para los turnos de comida y cena, en donde destacaron el tamal de romanesco y wasabi, y el aguachile de betabel y camote, ambos creados por Daniela y Blaine; además de la capirotada y la enmolada con barbacoa de res y chichilo negro del chef anfitrión.

La enmolada fue armonizada con el vino Casa Madero Quintonil Décimo Aniversario, un blend creado en conjunto con la casa de Parras especialmente para Quintonil Diez. El postre, una cazuela de chocolate y helado de pinole del chef Vallejo, fue acompañado por un tequila Reserva de la Familia Reposado. Este menú fue servido en un ambiente de celebración que se prolongó hasta tarde con una fiesta llena de sabor en la taquería El Califa, en Polanco.

Admiración y gusto por el trabajo de Soto-Innes 

Para todos en Quintonil, cocinar en casa junto a Daniela Soto-Innes era toda una ilusión, pues la admiración a su trabajo, y al de las mujeres cocineras de este país, es algo que dentro del restaurante se fomenta permanentemente. Daniela es una de las grandes chefs de la actualidad y lo ha demostrado durante su corta pero más que sólida trayectoria. Además, representaba una oportunidad para los comensales de probar la cocina de Daniela, así como la de su esposo, el chef Blaine Wetzel, quien por su ubicación geográfica se vuelve un destino gastronómico por momentos lejano para los amantes de la buena comida que residen en la Ciudad de México.

The Willows Inn

El restaurante The Willows Inn, con sede en la isla de Lummi en el estado de Washington, es una de las revelaciones –y una de las reservaciones más peleadas– de todo Estados Unidos. Gracias a su experiencia en restaurantes como Noma, del chef René Redzepi, y al magnífico uso del producto local, el chef Blaine Wetzel ha logrado colocarse dentro de la élite de la gastronomía en Estados Unidos, posicionando su restaurante en el número uno de la plataforma Opinionated About Dining (OAD), que rankea a los restaurantes del 1 al 100 de acuerdo a las recomendaciones de evaluadores de todo el mundo.

__________________________________________________

“Siempre es divertidísimo trabajar con Daniela Soto-Innes, gracias a su entusiasmo, su inagotable energía y, desde luego, su talento. Se le vio muy emocionada de regresar a México, probar sus antojitos favoritos y visitar los mercados. Para ella, todos esos sabores y aromas, que aprendió desde casa, fueron la inspiración para crear los platillos que ofreció en este menú que diseñó junto a Blaine y a Jorge. Además, contar con su participación para el after que hicimos en la taquería El Califa fue una oportunidad para llegar a más gente y hacer una fiesta que resultó como esperábamos: sabrosa y muy divertida”, compartió Alonso Obregón, director de operaciones de Paladar, agencia de marketing gastronómico líder en Latinoamérica y responsable de Quintonil Diez

__________________________________________________

After party y más celebraciones

En el after party que se llevó a cabo en El Califa de avenida Masaryk, en Polanco, los chefs intervinieron cuatro tacos: el taco al pastor, la costra, el campechano y la icónica gaona. Además, el evento contó con la presencia de Casa Madero, con las etiquetas 3V y Malbec para quien quisiera maridar sus tacos con vino; además de tequila Reserva de la Familia Reposado y Añejo, Matusalem Platino, whisky Bushmills 10 y gin Boodles, para prender la fiesta.

Volvo fue el encargado de transportar a los chefs al after party antes y después del evento, en su rol como el vehículo oficial de Quintonil Diez, transportando a Daniela, Blaine y su equipo en camionetas de lujo durante sus días en México. Por su parte, el chef Jorge Vallejo maneja una camioneta XC90 híbrida, reforzando su objetivo de consolidar la oferta de automóviles híbridos y eléctricos, en su búsqueda constante por la sustentabilidad y en congruencia de este vínculo con la gastronomía mexicana.