Te gusta

Rayo Cocktail Bar, la leyenda de la diosa Mayahuel

La leyenda hecha realidad… eso es Rayo, el cocktail bar inspirado en el mito del maguey.

Mauricio Berzunza

Cuenta la historia que la diosa Mayahuel, después de que sus restos enterrados por el dios Quetzalcóatl se convirtieran en agave, recibió el impacto de un rayo durante una tormenta, incendiándose, eliminando sus pencas y  produciendo un dulce néctar que se fermentaría y destilaría, dando origen a dos bebidas nacionales: el tequila y el mezcal.

Al cruzar el umbral del emblemático elevador de hierro forjado, comienza la experiencia. Rayo ofrece un Lift martini, un coctel para degustar durante los 32 segundos que dura el ascenso. Al salir del elevador, es inevitable no apreciar la arquitectura de ese espacio de estilo ecléctico diseñado por Francisco González Pulido y su estudio FPG Atelier. La casona, del siglo XIX, con su piso de doble altura, conjuga elementos modernistas y futuristas en su mobiliario e iluminación dim lit que destaca por sus lámparas geométricas colocadas de forma asimétrica y que evocan los rayos de una tormenta. Si bien el espacio es abierto, se distingue una terraza, iluminada por un neón en forma de rayo sobre un agave tequilana Weber variedad azul, el corazón del lugar, traído de Los Altos, Jalisco.

La barra, el altar del lugar 

La icónica barra de cuarzo blanco tiene luz propia, no sólo por su contrabarra y la iluminación que la hace visible desde cualquier punto, sino por las mentes creativas detrás de su coctelería: Álvaro García, con una trayectoria significativa en hospitalidad -liderando Fifty Mils de Four Seasons-, y Tito Pin-Pérez, con una experiencia memorable en Dante NYC -por mencionar algunos de sus antiguos quehaceres-. Con un equipo atento, talentoso y enfocado en el más mínimo detalle, Rodo, Lucía, Migue y Luis Franklin, se aseguran de que las noches en el bar sean inolvidables.

Cocteles dignos de probar y compartir

Su menú de 26 tragos, que incorpora destilados y licores nacionales Premium, está dividido en 13 cocteles signature que interpretan el México contemporáneo, como Avery milk punch a base de aperitivo, moonshine mexicano, licor de sauco, licor de azafrán y hierbas, licor de naranja, higo, jugo de manzana, tisana de vainilla, jarabe de canela y jugo de limón. En el resto de la carta encontramos 13 tragos classics que reinterpretan cocteles que hicieron historia, como Clear hanky panky a base de London Dry Gin, blend de vermouths, fernet redestilado, cristales de menta y bitters de naranja.

La atención al detalle se ve reflejada en el cuidado de su producción de hielo, como en sus garnituras preparadas en Fónico a través de prácticas sustentables, donde reutilizan residuos de ingredientes para múltiples preparaciones. Billy Maldonado, chef ejecutivo de éste último sitio que habita en la planta baja del edificio, es quien diseñó los alimentos que acompañan las noches en Rayo.

La intención es compartir cualquiera de sus imperdibles creaciones, ya sea algo fresco como la ensalada Mixta (con ajos de higo fresco, pasa rubia, palanqueta, ajonjolí garapiñado y vinagreta de trufa negra), o bien algo picante como las papas Crujiente (servidas con una espuma de emulsión de ceniza de habanero, machaca de res, queso cuadro y epazote), o una opción más reconfortante, como las Sliders brisket con queso chihuahua, mermelada de tocino ahumado y mayonesa de huichol, servido con kétchup hecha en casa.

Es así que a través de la arquitectura de su espacio, sus cocteles, sus platillos y su servicio, Rayo invita a redescubrir los sabores y texturas del México contemporáneo.

________________________________

Rayo Cocktail Bar
Salamanca 85, Col. Roma Norte, CDMX. Ig: @rayocdm

Foto: @pau.salazarphoto