Te gusta

Receta de salsas muy mexicanas, por Corajito

Sin duda, los antojitos nunca faltan en una comida mexicana y siempre deben estar acompañados con unas ricas salsas; la que pica y la que no pica. Para seguir celebrando en el mes patrio, Corajito nos comparte las recetas de dos deliciosas salsas muy mexicanas:

Salsa de epazote (Receta del chef Miguel Sánchez)

Ingredientes:
  • 100 g de hoja de epazote
  • 15 piezas de limón
  • 50 g azúcar
  • 60 ml soja
  • 2 g aceite de sésamo
  • 80 ml de aceite de cocina suave
  • 5 piezas de chile serrano
Elaboración:
  1. Pelar los limones intentando que no quede la parte blanca y reservar dicha cáscara.
  2. Exprimir los limones previamente pelados en un recipiente.
  3. Poner en un cazo la cáscara de los 15 limones que se tenía reservada, 100g de azúcar y 60ml de agua, cocinar a fuego medio hasta que se caramelicen las pieles.
  4. Posteriormente añadir el jugo del limón con la ayuda de un colador y mover hasta que derrita la mezcla al punto caramelo.
  5. Agregar la soja y un chorrito de aceite de ajonjolí/sésamo, y mezclar todo uniformemente una vez echa pasta, dejar enfriar por unos minutos.
  6. Para finalizar y darle un toque de picor, verter la mezcla a una licuadora con el chile serrano y 100 gramos de hoja de epazote.
  7. Servir en un bowl.

Se recomienda con tostadas, taquitos dorados, quesadillas y pambazos.

Salsa de cacao  (Receta del chef Ricardo Verdejo)

Ingredientes:
  • 500 g zanahorias
  • 150 g cebolla blanca
  • 300 g champiñón
  • 2 dientes de ajo
  • tomillo fresco
  • 50 g mantequilla
  • 50 g cacao molido
  • 100 ml Corajito
  • 3 piezas de chile ancho (opcional)
Elaboración:
  1. En una cacerola a fuego suave, agregar cebolla blanca cortada en pluma, un diente de ajo (sin vena) y una ramita de tomillo.
  2. Cocinar hasta que la cebolla esté tierna y transparente.
  3. Una vez conseguido el punto deseado, agregar rebanadas de champiñones (aproximadamente ocho piezas) y cocinar hasta que se vean dorados.
  4. Agregar una cucharada de cacao en polvo, 100ml de Corajito y cocinar hasta evaporar el alcohol.
  5. Incorporar zanahorias cortadas en rodajas, 100 ml de agua, cocinar a fuego lento con la cacerola tapada entre 12 y 15 minutos hasta que la zanahoria esté suave.
  6. Condimentar con sal y pimienta a gusto y agregar 50 g de mantequilla.
  7. Una vez que tenemos todos los ingredientes listos, con la ayuda de una licuadora, moler hasta conseguir textura de salsa cremosa.
  8. Terminar con hojas de perejil picadas finamente y aceite de oliva.

Si deseas agregarle picante a esta salsa vegetariana, te recomendamos poner a hervir de 1 a tres piezas de chile ancho (dependiendo el tamaño y el nivel de picante) y agregar al momento de licuar.

Se recomienda para disfrutar con totopos tipo dip o para sustituir los frijolitos y darle un toque distinto a los antojitos mexicanos.

Y para cerrar con broche de oro, qué tal un exquisito carajillo 100% mexicano. Para ser el anfitrión de la sobremesa, que además es fácil y práctico de servirse, para que no te pierdas ni un ratito de la conversación.