Te gusta

Recorriendo México: Aguascalientes

Aguascalientes es un bello estado que se distingue por su calidez en el trato y la amabilidad de sus prestadores de servicio.

Ubicada en la región centro-norte del país. Colinda al norte con Zacatecas y al sur con Jalisco. El nombre proviene de las aguas termales que los fundadores descubrieron en el actual estado.

FAM-AGS-2012-113

Un poco de historia. Antes de la llegada de los españoles, el territorio de lo que ahora es el estado de Aguascalientes estuvo habitado por chichimecas, lo que hacía que el territorio fuera de difícil acceso, de hecho, la total ocupación de las tierras del bajío fue una labor que tardaría alrededor de dos siglos. Al respecto, el Virrey Luis de Velasco ofrecía beneficios municipales a los que se establecían poblados para hacer frente a los chichimecas, en cambio el virrey Gastón de Peralta decidió enfrentarlos directamente.

El territorio estaba habitado por chichimecas (guachichiles), y la gente vio a ese lugar como una “mina de plata”, por lo que trataron de entrar a dicha ciudad y tomar el mando, desplazando a los chichimecas. La fundación de Aguascalientes como Villa aconteció bajo la orden que el Rey Felipe II, quien le pidió a Gerónimo de Orozco (hombre rico y de mucho poder) que se asentará en el territorio, es por ello que Aguascalientes se creó el 22 de octubre de 1575 y se le cambió el nombre el 18 de agosto de 1611 por el de Villa de Nuestra Señora de la Asunción de las Aguascalientes.

En el mismo acto de su erguimiento, a la Villa de Aguascalientes le fue adjudicada la jurisdicción de alcaldía mayor dependiente del Reino de Nueva Galicia, y a partir del 4 de diciembre de 1786, con motivo de la expedición de la “Ordenanza de Intendentes”, se transformó en subdelegación de intendencia. El 24 de abril de 1789, por disposición de la Junta Superior de Real Hacienda, la subdelegación de Aguascalientes pasó a Zacatecas.

Durante el movimiento de Independencia, en esta entidad, hoy estado de Aguascalientes, avivaron el fuego independista hombres ilustres y valientes como Valentín Gómez Farías, Rafael Iriarte, Rafael Vázquez y Pedro Parga, quienes buscaban que Aguascalientes se volviera una sola entidad y no un lugar que dependiera de otro estado. Fue hasta el 10 de diciembre de 1853 que López de Santa Anna logró y determinó a Aguascalientes como un estado de la República.

gru_Aguas1_030112

En nuestros días

En el mes de noviembre, la ciudad de Aguascalientes se convierte en un recinto para celebrar a la muerte. Como mexicanos, el 2 de noviembre es sin duda una exaltación a nuestras tradiciones y costumbres.

Convertido en un Pueblo Mágico desde el año 2007, Real de Asientos se ubica a 61 kilómetros de la capital hidrocálida; sitio en donde sus edificaciones de cantera rosa y sus construcciones como La Casa Larrañaga y el Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe dan cuenta de que la historia se escribe en cada rincón de nuestro país.

En día de muertos se realiza un desfile de calaveras y en el atrio de la plaza principal se realiza un concurso de disfraces con los pequeños del municipio, la algarabía se vuelve redonda cuando en las esquinas de las calles empedradas se asoman las vendedoras de chaskas (elotes desgranado), atole, ponche y pepitas.

El panteón de Asientos recibe a sus visitantes hasta la media noche, para que a la luz de las velas apostadas en el centro del camposanto sean contadas las historias más tenebrosas de los que ahí yacen desde el siglo antepasado.

Otro de los atractivos que se suman a la festividad del Día de Muertos es la Isla San Marcos, que recibe a cientos de aguascalentenses y turistas. Este 2012 se llevó a cabo el XVIII Festival de Calaveras, y con el slogan “Todos somos calaveras” se reconoció también el centenario de la Catrina, creada por el artista José Guadalupe Posada, hijo pródigo de la ciudad. Cabe destacar que en su honor, uno de los mejores museos de plástica nacional lleva su nombre y se ubica en el Centro Histórico de Aguascalientes.

De paseo por el estado también se puede conocer el municipio de San José de Gracia que recibe a sus visitantes con el Cristo Roto, una escultura hecha de concreto y acero reforzado con una altura de 25 metros. Es sin duda el recinto religioso más importante del país. El trayecto comienza en la lancha que te lleva a la Isla para que conozcas dicha escultura, estando ahí los guías de turistas dan cuenta de la historia de esta escultura.

También conoce Calvillo, un municipio de Aguascalientes que no debes dejar de visitar. En esta región encontrarás el famoso “deshilado”, fina artesanía trabajada por las mujeres de Aguascalientes. Llegó a estas tierras junto con las primeras pobladoras hispanas de la región -que se inspiraban a su vez en los antiguos deshilados de Flandes y Venecia. Las mujeres indígenas y mestizas de la zona adoptaron esta técnica de bordado para recrear el mundo de aves, flores, frutas y demás representaciones del mundo que las rodeaba, representadas en hermosas prendas de vestir y de ornato, como blusas, vestidos, manteles, servilletas, cortinas y carpetas, y otros artículos de uso cotidiano.

En Calvillo también podrás probar dulces tradicionales hechos a base de guayaba, fruta que se cultiva principalmente en esta región, la producción estatal de guayaba es una de las más importantes en el país. Encuentra desde las famosas empanaditas y galletas rellenas de mermelada de guayaba, ate de guayaba, rollos y una variedad de dulces de guayaba mezclados con dulce de leche y jalea de guayaba, entre otros. También encuentra guayaba en almíbar, mermelada de guayaba y licor.

ChileAnchoWeb-1024x731

Chile aguascalentense.

No te puedes ir de Aguascalientes sin probar su deliciosa gastronomía, que incluye el famoso chile aguascalentense hecho a base de frutas de la región; también la sopa campesina, las pacholas de bisteck sazonado con varias especias y chile, entre otros.