Te gusta

Remírez de Ganuza cumple 30 años

Han pasado 30 años desde que Fernando Remírez de Ganuza fundara la bodega que lleva su apellido en la zona de Rioja Alavesa, en España. Desde el inicio la idea ha sido la misma: hacer una selección exhaustiva de uvas e intervenir lo mínimo posible en el proceso de elaboración del vino, y obtener un producto lo más fiel posible tanto a la añada como a la viña.

La bodega está ubicada en el centro de Samaniego, Álava. El complejo está formado por una manzana de edificios y antiguos caserones del pueblo, además de modernas estructuras de hormigón armado recubiertas con sillería antigua que se integran con la arquitectura local tradicional. La arquitectura tradicional de la bodega, en la que destacan las centenarias vigas de roble, contrasta con lo vanguardist e innovador de los métodos de elaboración del momento.

Los vinos de Remírez de Ganuza reflejan la escencia de la bodega, pues están elaborados a partir de los mejores racimos, solo los provenientes de los viñedos con una edad media de 60 años. Aunado a esto, tanto su fermentación como su crianza siempre se lleva a cabo en barricas nuevas. Esto da como resultado un vino fiel al reflejo de su añada en cada una de sus cosechas. Cada una de las siete etiquetas de la bodega tiene una personalidad que muestra en cada gota de vino.

Nuestro país siempre ha tenido una relación muy especial con la bodega, siendo uno de los primeros mercados a los que se exportó Remírez de Ganuza. Por tal motivo, Fernando visitó nuestro país para compartir una comida en La Europea de Prado Norte, que fue maridada con sus vinos y su magnánima personalidad y en donde pudimos compartir una serie de anécdotas que treinta años en la industria vitivinícola le han otorgado.

No tenemos dudas de que Remírez de Ganuza es una de las bodegas riojanas más innovadoras y cuidadosas de los detalles del momento, por eso celebramos estas primeras tres décadas de tener estos grandiosos vinos en nuestras copas y esperamos que vengan muchos más.