1

Sobre el vino y el mar

Los vinos de Baja California tienen un apego especial con productos del mar. Tiene que ver en que combinan de una forma natural, porque pertenecen a la misma zona donde nacen y donde se desarrollan.

Vinos con alta expresión aromática

Ensenada se encuentra ubicada entre los paralelos 31º y 32º de latitud norte, los valles vitícolas se localizan perpendiculares al océano Pacífico, teniendo en la temperatura del mar una importante influencia en el clima.

También la corriente fría que baja desde Alaska genera brisas frescas durante todo el año. Este micro-clima mediterráneo es exclusivo y propicio para las actividades vitivinícolas. Usualmente con veranos muy calurosos y secos, sin lluvias, pero con brisa en las noches. Inviernos suaves y ligeramente fríos y húmedos.

Estas condiciones climáticas de la región, permiten hacer vinos con alta expresión aromática, cromática, alcohólica y ricos en taninos. La diferencia de Monte Xanic, es el control detallado de nuestros procesos, a través de la combinación de la tecnología con nuestro talento humano. En particular, nuestros vinos blancos añada 2015, han resultado muy expresivos y sofisticados. Son vinos con un carácter varietal muy marcado, donde destacan frutas frescas y, sobre todo, una gran variedad de flores blancas. Todos, con una acidez refrescante y cuerpo voluminoso.

El maridaje con ostras, normalmente se hace con un vino que sea complementario del sabor de estos moluscos. Se buscan vinos ricos en acidez, con notas cítricas, herbales, florales, e incluso minerales (como grafito, piedra de río). Deben ser vinos blancos y secos, así como vinos aromáticos.

El Sauvignon Blanc Viña Kristel 2015, es un vino que marcará historia en su producción. Es franco en nariz, de intensidad alta y marcadas notas tropicales de guayaba, guanábana, maracuyá, piña y mango. Destacan los cítricos frescos, como la lima y la mandarina, junto con las flores de azahar y jazmín. Ha sido seleccionado por varios años como el mejor maridaje con ostión en su concha.

Una alternativa al banco son los vinos rosados, de preferencia secos aunque afrutados; para ello, la Grenache y el Merlot van bien como varietales. Otra opción son los vinos espumosos, de preferencia secos (Brut a Brut Nature), pues su burbuja va magnífica en la relación de frescura.

Entre las variedades que maridan bien con todos estos productos de mar, destacan las siguientes:

Sauvignon Blanc, Albariño, Verdejo, Pinot Grigio, Riesling, Gewürztraminer y Palomino.

Recomendaciones para tener en el maridaje

Si se comen las ostras naturales, sin cocción, se recomienda seleccionar los vinos blancos igual de frescos, sin paso en barrica. Si llevan algún ahumado, gratinado, o cocciones, se puede buscar  vino blanco con crianza en barrica. (Mauricio Millán, sommelier de Monte Xanic).