Te gusta

Sudáfrica, raíces ancestrales con toques de modernidad

Por su ubicación geográfica, Sudáfrica presenta una enorme variedad de flora y fauna, así como climas cambiantes. Se hablan 11 lenguas y la mezcla entre ellas ofrece expresiones singulares. Los sitios obligados son Ciudad del Cabo, Durban y Johannesburgo.

La primera se fundó en el siglo XVII como puerto de los holandeses y es la ciudad más turística de Sudáfrica; en ella puedes visitar la majestuosa Table Mountain que se alza como guardiana de la ciudad, así como el puerto Victoria and Alfred Waterfront y recorrer el tradicional barrio Bo-Kaap o la zona conocida como Old Biscuit Mill, un distrito que alberga antiguos edificios industriales.

Durban cuenta con una costa bellísima de aguas templadas, donde el punto central de atracción es la Milla de Oro, que concentra los mejores restaurantes, tiendas, hoteles y por supuesto, el acceso a las playas que por sus características, convoca a los surfistas.

Johannesburgo es conocida como Ciudad del Oro debido a sus grandes depósitos del preciado metal; los lugares que debes de conocer son: Constitution Hill, que concentra edificios históricos como un fuerte de finales del s. XIX reconvertido en cárcel y que hoy alberga un museo; la Corte Constitucional, que da nombre a este punto; y finalmente Maboneng, el barrio más moderno en donde se ubican galerías, museos y las expresiones de vida más indie de Sudáfrica.

En general, la cocina de esta zona es una combinación de influencias europeas, hindúes, malayas y claro está, nativas. Los prisioneros de guerra italianos que llegaron a esta región como trabajadores, aportaron la pasta, en tanto que los esclavos malayos trajeron especias y contribuyeron a la creación del plato nacional bobotie, una carne roja picada condimentada con curry.

Por su parte, los trabajadores hindúes de la caña de azúcar aportaron precisamente el condimento del bobotie y otras especias como el cardamomo. No puedes dejar de degustar los vinos sudafricanos que cada vez ganan prestigio mundial.