Te gusta

Por sus 50 años, Bodegas Domecq realiza una cata histórica de añadas viejas

Pocas bodegas pueden contar con medio siglo de actividad en México. Y el mérito es doble si se contempla las innovaciones constantes de Bodegas Domecq, quienes utilizan su propia historia para seguir dotando de valor y calidad a vino mexicano. 

Las celebraciones de Bodegas Domecq por sus 50 años en México siguen sorprendiendo al medio vinícola y a los entusiastas del vino, reafirmando en cada experiencia las razones que la han convertido en una de las empresas que más han aportado al ahora identificado como “vino mexicano”.  

El inicio del proyecto vinícola de  Valle de Guadalupe

Apostando hace 50 años por Valle de Guadalupe, su clima y el corazón de su gente, Bodegas Domecq tiene mucho que agradecer a una tierra rica y noble, que ha permitido crear vinos que ahora son icónicos.

Y la mejor forma de agradecer es preservar, con el objetivo de inspirar a las siguientes generaciones de entusiastas y profesionales del vino, mismas que serán responsables de escribir los próximos 50 años de historia.

Cata vertical de añadas históricas

Buscando compartir, agradecer y resguardar, dos personajes clave en la historia de Bodegas Domecq se reunieron en Valle de Guadalupe para seleccionar tres añadas clave de la cava subterránea, para después catarlas entre amigos, generar una conversación alrededor de ellas y explicar los procesos e historia durante su creación. 

Camilo Magoni, primer enólogo de Bodegas Domecq, es el hombre que cimentó los procesos en el viñedo y la bodega, muchos de los cuales aún se mantienen. Verdadero hombre de campo, sus aportaciones al vino de Valle de Guadalupe son invaluables y no se podría hablar de un “vino mexicano” sin sus investigaciones y el empuje que ofreció a la industria; siempre orgulloso de la tierra mexicana y de su potencial.

_____________________________________________________________

“La bodega nació en los setenta, con el nombre de Vides de Guadalupe. Se adquirió la propiedad a principios del 72; yo hice el primer croquis de la bodega por ahí de marzo, para empezar en septiembre a trabajar. El 23 de septiembre de ese mismo año se hizo la inauguración oficial”, comparte Magoni.

_____________________________________________________________

Alberto Verdeja, el Wine Maker actual de Bodegas Domecq y orgulloso pupilo de Magoni, fue el responsable de mantener la forma de hacer vinos bajo una premisa: si dejas que la naturaleza trabaje, vas a trabajar menos.

_____________________________________________________________

“Hablar de estos vinos sin que Camilo no esté presente, sería imposible. Tengo una relación muy cercana con él y nos reunimos a platicar de vinos, del medio, de hacía donde vamos. Aquí está el señor que trazó como sería la bodega, le tocó armar todo lo que ahora somos”, comentó Alberto Verdeja dando la bienvenida a Camilo Magoni.

_____________________________________________________________

Tres añadas históricas de Cabernet Sauvignon

La uva elegida fue un Cabernet Sauvignon, por su resistencia ante condiciones complejas, pero con un resultado muy positivo si se saben controlar las variables que presenta como retos.

_____________________________________________________________

“Para mí es un lujo el poderles presentar las joyas que he tenido la fortuna de resguardar en la bodega. Desde mi llegada hace 23 años fui encontrando algunas botellas que salían de circulación y empecé a guardar las más interesantes a mi gusto. Es entender cómo sucedieron y a dónde nos queremos proyectar” acota Verdeja.

_____________________________________________________________

Cabernet Sauvignon Cosecha 1992

La estructura del vino no depende solo del alcohol o del azúcar, comenta Magoni sobre esta añada, es el balance que debemos brindarle. Es sorprendente la conservación que presentan, pues están guardados de forma natural en la cava subterránea de la bodega.

Esta etiqueta tuvo una vinificación clásica, con maceraciones pre y post fermentativas, el punto idóneo para cosechar fue elegido por Magoni. Se buscaba privilegiar la uva por encima de los aromas externos, como el de las barricas.

_____________________________________________________________

“Lo único que hacemos es cuidar los procesos naturales, pues nadie inventó la fermentación, es un proceso natural que nosotros solo cuidamos y tratamos de meter mano lo menos posible a las creaciones naturales, es tener un poco de inconciencia y experimentar”, comenta Camillo.

_____________________________________________________________

La evolución del vino está muy presente en un color teja muy marcado, existe limpidez, pero si vemos la botella encontramos sedimentos. No se decantaron los vinos para que despertara en copa todo su carácter. Mientras se sigue oxigenando empieza la fruta a salir, hay notas que no estaban a primer olfato, notas balsámicas, una ligera astringencia y la franqueza de la uva que se mantiene presente. 

_____________________________________________________________

“Estos vinos son un ejemplo de hasta dónde puede llegar todavía el Valle de Guadalupe, hay que cuidarlo, respetarlo y generar mejores prácticas, vislumbrar lo que serán los siguientes años”, afirma Verdeja.

 _____________________________________________________________

 Cabernet Sauvignon Cosecha 1993

Esta añada tiene una concentración más marcada y aunque existen similitudes con la etiqueta anterior, también muestra que se tomaron otras decisiones. Su sedimentación está más marcada, pero no es invasiva. El color es un rojo más intenso; de aroma más complejo, de tanino sedoso y sensación terrosa, orientada hacia el viñedo. Tiene la presencia mineral, pero con mucha integración; la sensación salina es muy controlada y elegante.

 _____________________________________________________________

“Siempre he buscado que los vinos, que circulan por todo nuestro país (un país muy cálido), deben estar preparados para soportar cambios de temperatura, la mayoría del consumidor no tiene una cava especializada en casa para resguardarlos. Tampoco se vale justificar que el vino está malo porque no lo conservaron bien, hay que trabajarlo bien para que pueda conservarse”, comparte Magoni.

 _____________________________________________________________

La cantidad y calidad del agua del año 1993 fueron muy relevantes para esta etiqueta. Hubo mucha lluvia y se tomaron buenas decisiones para volverlo un vino sano, fácil de tomar.

Cabernet Sauvignon Cosecha 1995

Aunque no eran comunes los concursos y las medallas, esta etiqueta ya había ganado un par de plata y oro a la fecha de su lanzamiento.

Tiene mayor concentración, con fruta más expresiva. El sedimento es más marcado, con notas de pimiento asado y balsámicos. En boca ofrece un tanino redondo, con permanencia y durabilidad.

 _____________________________________________________________

“Para mí es un agradecimiento que estas etiquetas hayan sido conservadas por las actuales generaciones de Domecq y es una demostración muy importante del potencial del terroir de nuestro valle; cómo se conservan a través del tiempo, esto es una garantía y seguridad de lo que estamos haciendo no es para un día; si el vino no está bien hecho no puede ser preservado”, afirma Magoni.

 _____________________________________________________________

Los métodos de vinificación son similares a las anteriores etiquetas. Camillo Magoni estaba entregando la estafeta al siguiente enólogo, quien gustaba de investigar mucho en bodega. Armando Camarero era el bodeguero a cargo y abría a las 3:00 am las puertas de la bodega para que la temperatura natural redujera el calor, para cerrarlas a las 8:00 am y así evitar el calor de la mañana.

Las tres añadas funcionan en conjunto y por separado, haciendo un balance entre las tres se puede comprender mucho de los procesos de esa década, pero también cada una cuenta con características propias que, dejando de lado las fechas de creación, ofrecen sorpresas que las vuelven únicas.

 _____________________________________________________________

“Cada enólogo viene con su filosofía, aunque se rige por expresar al máximo la calidad de los productos y expresar la tierra. Mi objetivo ahora es dibujar lo que serán los siguientes 50 años de Bodegas Domecq; tomar ese trabajo, pasión y energía que caracteriza a nuestro equipo para seguir conquistando corazones”, finaliza Alberto Verdeja.

  _____________________________________________________________

Bodegas Domecq es muy consciente de que, en su negocio, el cuidado de las raíces es lo más importante para un crecimiento satisfactorio, por lo que valora las propias para apuntalar un futuro exitoso en los siguientes 50 años.