Te gusta

La bebida nacional de México como nunca la has visto

Agave azul es el ingrediente clave para que un destilado de agave lleve por nombre tequila. Se suele pensar que sólo se produce en Jalisco, pero son cinco estados del país los que lo elaboran.

El tequila, un destilado mexicano que se ha ganado un lugar entre las bebidas Premium del mundo durante las últimas décadas, tiene su origen en una pequeña localidad de los Altos de Jalisco, durante el siglo XVI, cuando los españoles agotaron sus reservas de brandy y optaron por destilar el maguey para obtener una bebida espirituosa. Así nació la cultura tequilera en las inmediaciones de Tequila, Jalisco, con grandes empresas familiares licenciadas por los reyes españoles para producirlo y comercializarlo.

El crecimiento de este destilado, así como el enamoramiento de los primeros extranjeros que lo probaron, hicieron que su exportación se facilitara. El tequila se popularizó en el mundo y no pasaron muchos años para que, en algunos países como España y Japón, empezaran a producir licores de agave a los que llamaban tequila. Esto urgió la necesidad de regular su producción, crear un organismo que controlara qué podía y qué no podía etiquetarse de la misma manera que la bebida mexicana.

Fue así como nació el Consejo Regulador del Tequila, organismo que regula la producción del destilado a nivel internacional y que protege a los tequileros mexicanos de las prácticas innobles de productores extranjeros. Una ley promulgada en diciembre de 1974 es la que rige hasta hoy las regiones del país en las que se puede elaborar tequila. Actualmente, únicamente los estados de Jalisco, Michoacán, Guanajuato, Nayarit y Tamaulipas pueden elaborarlo bajo este nombre.

El tequila de otras regiones

Las diferencias entre los tequilas producidos en la región de Los Altos de Jalisco y los de otros municipios aprobados por la Denominación de Origen son fácilmente identificables pues responden al terruño en el que se desarrollan. Las plantas de esta primera región suelen crear tequilas más dulces y afrutados, mientras que los agaves de otras regiones le dan sabores más minerales al tequila. Estas diferencias son el punto fuerte de los pequeños productores, pues sus características son bien distintas a lo que el consumidor busca en un trago.

Mientras que el estado de Jalisco es el único cuya totalidad puede elaborar tequila, son a penas algunos municipios de los otros cuatro estados productores los que cuentan con la certificación. Entre los estados a los cuales se les permitió la elaboración de tequila con Denominación de Origen son Michoacán y Nayarit, en donde se producen tequilas como Sahuayo y Mamá Lucía, respectivamente.

Guanajuato es el estado que más promueve su industria tequilera a través de un Circuito del Tequila, que recorre el suroeste del estado. Un idílico paisaje agavero acompaña a los turistas durante el recorrido que visita cuatro poblaciones del Bajío mexicano. De aromas de vainilla y roble, los tequilas de Guanajuato suelen ser secos con sabores de agave y roble bien balanceados. Corralejo y Tres Joyas son dos de las destilerías más reconocidas en la entidad.

Además de la relevancia que cobra este estado para la historia de México por ser la cuna del Padre de la patria, Corralejo es uno de los tequilas con mayor historia de México. En la hacienda del mismo nombre, y de la cual Hidalgo fue administrador, se produce el aguardiente desde 1994.

Cerca de Tampico, en el sur del estado de Tamaulipas, se erige la región tequilera más reciente, pues fue en 1977 cuando se otorgó la extensión de la Denominación de Origen para hasta el estado norteño. La Gonzaleña, creadora del tequila Chinaco, fue la principal promotora de esta situación. El tequila de esta región tiene un sabor distintivo que se logra gracias a estar ubicada muy cerca de las aguas del Golfo de México.

También en esta región, en Llera, Tamaulipas, se encuentra la tequilera 8 Mesas, que inició labores en 2013 y sacó sus primeras botellas para degustación del mercado en marzo de 2014; se llama así porque desde el terreno donde plantaron sus primeros agaves en el año 2000 se veían ocho mesetas, e incluso se le nombró oficialmente Valle Ocho Mesas.

El tequila es considerado la bebida nacional de México, y su historia se remonta a las poblaciones coloniales del actual estado de Jalisco, sin embargo, son cinco las entidades en las que se produce esta encantadora bebida. Es por eso por lo que te invitamos a probar tequilas de diferentes regiones para que compruebes los particulares sabores que la tierra y el clima le pueden otorgar.