Te gusta

Tips para conservar y servir vinos blancos y rosados

En ambos casos (vinos blancos y rosados) encontramos un mayor nivel de acidez, lo cual es óptimo para la guarda. Aunque además debemos considerar la importancia de leer la etiqueta, pues ésta y el precio del vino están relacionados, y nos dirá si se trata de un vino joven o de guarda, si lo debemos consumir ya, o si podemos reservarlo por ser un vino complejo, como es el caso de un Chabblis Grand Cru o un Alsace Grand Cru.

El tiempo de guarda aproximado para los crianza es de cuatro años, y para los reserva es de ocho. Los Gran Reserva pueden estar en guarda hasta por quince años a partir de la añada.

Debemos procurar: cero vibraciones, luz incandescente o nula, humedad relativa del 80 % (para evitar la presencia de hongos), temperatura (entre 12 y 14 °C).

Es también importante refrescar los vinos antes del servicio, ya que beberlos a la temperatura adecuada nos permitirá apreciar a plenitud de sus cualidades; recomendamos que los vinos blancos jóvenes se lleven de 9-12 °C, mientras que los vinos de guarda o con barrica, a más de 12 °C. En el caso de los rosados, entre 12 y 14 °C.