1

Un desayuno inglés

Liat Hershkovits

[email protected]

To eat well in England, you should have breakfast three times a day

William Somerset Maugham

El desayuno inglés es famoso por ser uno de los más completos del mundo. Es tan abundante que también puede servirse en otros momentos del día. Este Full English Breakfast es un platillo que normalmente incluye tocino, huevo, salchicha, papa al estilo hash brown (juliana de papa frita) y algunos vegetales como champiñones y jitomates.

El nombre del desayuno depende de la región, en algunas ciudades se puede pedir como Bacon and Eggs y en otras como Fry Up.

Con respecto a los hoteles o restaurantes que incluyen buffet las opciones son más amplias. Se incluye el arenque ahumado, cereales, avena cocida y uno de los platillos más populares en Inglaterra: el kedgeree, compuesto por pescado ahumado, arroz hervido, huevo, mantequilla y condimentado con cúrcuma, curry, nata o yogurt.

En algunos pubs y también en cafeterías se puede encontrar este desayuno como un all day breakfast, es decir, a cualquier hora del día.

La papa es un elemento básico en este desayuno. Normalmente se sirve con sobras de puré de papa que se fríen y se presentan como si fueran un pastelillo. La idea del desayuno como un platillo fuerte y con tantos elementos y calorías es la de empezar el día con la mayor cantidad de energía. Normalmente los ingleses desayunan muy temprano. Esto es debido a que el día inicia más temprano y a que obscurece entre 4 y 5 de la tarde por lo que se aprovecha la luz del día para realizar las labores cotidianas.

La palabra Breakfast significa romper el ayuno. El hecho de que sea tan sustancioso deriva del modo de vida campesino y de un clima frío que requiere más calorías. Originalmente el desayuno inglés se consideraba masculino, más tarde se convirtió en la comida más importante del día y en un ritual familiar.

Hoy en día, el clásico English Breakfast ya no es tan popular y tan sustancioso para los ingleses. La preocupación por el cuidado del cuerpo, la dieta balanceada y los alimentos bajos en grasa han brindado nuevas opciones y alternativas en donde uno puede pedir solamente unos huevos y acompañarlos de pan tostado con mantequilla y mermelada o de un buen plato de avena junto con fruta y es suficiente para llegar al almuerzo. Además es más común que se consuma Full Breakfast en fines de semana.

Por otra parte, los ingleses acostumbran desayunar los llamados scones, que son unos panecillos originarios de Escocia y típicos en Inglaterra. Básicamente se elaboran de harina de trigo, avena o centeno, mantequilla y levadura. En ocasiones se sirven a la mitad con el fin de que se le pueda untar mermelada.

El té es el perfecto acompañamiento para este desayuno. Se sabe que es un excelente digestivo. El más clásico es el también denominado English Breakfast, en realidad es una combinación de variedades de té negro, suele acompañarse con un poco de leche y azúcar y es la bebida ideal para empezar el día. El aroma es penetrante y el sabor es intenso, esto demuestra el buen gusto de los ingleses por los tés con carácter.

Definitivamente el clásico desayuno inglés es el más completo, la cantidad de proteínas y calorías de un buen Full Breakfast es bastante grande, por lo que hacerlo de vez en cuando sería lo ideal. El consumo de este desayuno a diario definitivamente aumenta los niveles de colesterol, además de que se requiere de tiempo para prepararlo y para comerlo. Por estas razones, el English Breakfast se ha convertido en un desayuno para turistas o para fines de semana.

El montaje de las mesas consiste en un plato trinchero en el lugar de cada comensal, el tenedor a la izquierda y el cuchillo a la derecha de este. A la derecha del plato va el plato con la taza para el café o para el té, siempre con la asa de la taza a la derecha, si es que se monta al día anterior, la taza va boca abajo. Sobre el platito se coloca la cucharita para mezclar.

Sobre el plato trinchero se coloca la servilleta de tela, esta se dobla de una forma muy sencilla. En la parte superior del plato se coloca la copa para el agua.

En realidad, el desayuno inglés ha influenciado lo que es el clásico desayuno americano. En Estados Unidos suelen comer estos Full Breakfast en donde los huevos, el tocino, las salchichas, la fruta, los cereales y la papa son los ingredientes protagónicos.

En México, podemos observar esta tendencia de English Breakfast en restaurantes como el IHop, Internacional House of Pancakes, sirven desayunos ingleses en donde no se limitan las porciones. Aunque esta es una cadena de restaurantes estadounidenses, la influencia es clara y seguro que se puede encontrar un delicioso desayuno inglés..

Sin embargo, no todos los restaurantes manejan estas porciones, el Balmoral, ubicado en Campos Eliseos, es un restaurante especializado en comida inglesa. Cuenta con desayunos típicos ingleses, entre los que destacan: los huevos Balmoral que van pochados sobre pan Brioche y bañados en una salsa de tres quesos. Los huevos Oxford llevan salmón ahumado en hojaldre y con salsa holandesa. La vajilla y todo el montaje de las mesas llevan el toque elegante inglés.

El restaurante The View se encuentra dentro del hotel Green Park en Constituyentes, tienen el Desayuno Ingles clásico que consiste en un par de huevos fritos con salchicha blanca, papa hash brown, tocino, champiñones asados con jitomate baby y frijol dulce. Este es el lugar ideal para probar y adentrarse al mundo inglés. Los manteles blancos le dan un toque de elegancia al lugar, sin duda una experiencia que no te puedes perder.

Por otra parte, después del desayuno los ingleses introdujeron el término Brunch, es justo la comida que se realiza entre el desayuno y el almuerzo. Normalmente se sirve entre las 11 y las 14 horas. Lo que caracteriza al Brunch, además del horario, es que se sirven platillos del desayuno y del almuerzo. Los domingos generalmente el Brunch es presentado como un buffet con alimentos del desayuno como fruta, huevos, salchicha, tocino, jamón y pan dulce, además de platillos ligeros del almuerzo como ensaladas, sopas, mariscos, aves, y carnes.

Estas son sólo algunas opciones de restaurantes con especialidad en comida inglesa en la Ciudad de México; sin embargo, en varios restaurantes que manejan una buena y amplia carta de desayunos se puede encontrar el toque inglés, y ten por seguro que no te quedarás con hambre.