2

Un terruño llamado Baja California

 

La palabra terroir es de origen francés y se le traduce al castellano como “terruño”. Se refiere básicamente a las condiciones climáticas imperantes en un sitio geográfico. El terruño, para efectos de la viticultura, es el origen de la uva. Es la madre Tierra y todo lo que rodea al proceso del vino.

El terruño del Valle de Guadalupe, es una región vitivinícola de Baja California, en donde se produce el 80 % del vino mexicano y que conserva las características propias de una región geográfica debido a su particularidad del suelo y del clima. Equivale en extensión a dos tercios de Napa Valley y las condiciones climáticas son muy similares a las del suroeste francés.

Factores que afectan a la vid

En Baja California se comenzó a producir vino con fines comerciales en 1888 por la compañía fundada por Ormat y Andonegui llamada Santo Tomás. El Valle fue descubierto en 1795 por el alférez español Ildefonso Bernal. Los frailes, aprovechando las características de la tierra y del clima, iniciaron el cultivo de la vid, el albaricoque, la pera y el olivo.

Tiene un micro-clima mediterráneo que es exclusivo y propicio para las actividades vitivinícolas. Es más extremoso debido a su lejanía de la costa (25 km). Usualmente con veranos muy calurosos y secos, sin lluvias, pero con brisa en las noches proveniente de la costa, inviernos suaves y ligeramente fríos, húmedos; la época de lluvias, es entre noviembre y marzo.

El terruño afecta directamente la calidad de los vinos. Por ejemplo, las temperaturas altas pueden disminuir la calidad, ya que las uvas podrían verse afectadas con deshidratación excesiva o bien quemaduras, pacificación, pérdidas aromáticas y muchas otras complicaciones. Por otro lado, las humedades relativas altas, traerán consigo condiciones idóneas para el desarrollo de hongos.  Lluvias en la época de cosecha diluirán la concentración de los vinos.

El efecto en la calidad puede ser muy notorio, a tal grado, que se pueden eliminar regiones que no son aptas para la producción de vinos de calidad y actualmente también se identifican muchos sitios en el mundo en donde se desarrolla la vid con éxito.

Se ha visto que las mejores regiones productoras oscilan entre 30 y 50 grados de latitud, tanto en el hemisferio norte como en el sur. Davis clasificó las áreas productoras basándolo en grados de temperatura-hora acumuladas por año, obteniendo cinco regiones, en donde la 1/2 sería Alemania y la 5 algunas regiones de África. En esta escala de referencia, Napa sería 2/3, Borgoña 2/3, Burdeos, el Rhon y el Valle de Guadalupe, un 3.

El Valle de Guadalupe está produciendo vinos de calidad mundial. Empieza a ser reconocido internacionalmente. Su potencial está en la calidad y no en el volumen. La historia lo reconocerá como el valle más importante de México para producir vinos de calidad. 

Cada vino es distinto según donde se produce y los varietales se adaptan a su terruño de formas maravillosas y en algunas ocasiones, desconocidas inclusive para el propio enólogo. Esto es lo que llamamos el descubrimiento del vino y el placer de disfrutar, a través de su sabor, las regiones del mundo.