Te gusta

Vena Cava Vinícola, vino natural en Baja California

Un viñedo libre de ataduras reluce en el entorno desértico y montañoso de Valle de Guadalupe.

Lorena Tirzo

La creatividad y la vinicultura se fusionan en La Villa del Valle, en el imponente paisaje de Baja California. Con un enfoque sustentable y apasionado, Phil y Eileen Gregory desarrollaron el proyecto Vena Cava para ofrecer alta calidad proveniente del cuidado detallado del proceso de vinificación y de las mejores uvas.

Simbolizando la importancia del vino y su similitud con la sangre en nuestro cuerpo, la vinícola recibe su nombre de la vena principal que llega al corazón, una metáfora que refleja la filosofía de los delicados vinos del lugar.

Fundada en 2005 en una zona próspera, rico en minerales y con un suelo perfecto, este viñedo aprovecha todos los aspectos ambientales y las características naturales que ofrece la región para orientar el proceso de elaboración. Por ello, su campo se ha destacado por ser un espacio orgánico libre de pesticidas y de fertilizantes artificiales, obteniendo uvas ecológicas para los ambiciosos ensambles y la gama de clásicos que tienen.

Los vinos naturales que se elaboran en Vena Cava tienen su propia historia que contar en cada trago, siendo la bebida de elección para compartir y disfrutar con amigos sin perder la tradicional elegancia del Viejo Mundo, pero introduciendo una vitalidad y frutalidad que recuerda a los elaborados en el Nuevo Mundo.

La arquitectura

Phil Gregory, con un pasado náutico que corre por sus venas, ha impregnado la bodega con un tema divertido, lleno de materiales reciclados que resaltan con el ambiente de Valle de Guadalupe. La recuperación de materiales -como la madera de navíos antiguos- le aportan una esencia inmejorable que transporta al mar, con espacios como la sala de catas bajo un viejo barco pesquero.

La arquitectura es un deleite gracias al trabajo del arquitecto Alejandro D’Acosta, quien buscó plasmar el espíritu del viñedo con la reutilización de componentes locales del norte del país y elementos abandonados en Ensenada que integran las dos pasiones de sus fundadores, que pasaron gran parte de su vida recorriendo el mar.

Las etiquetas 

Concebida como una vinícola boutique, el arte de la elaboración es tan apreciada como la botella terminada. Por tanto, la experimentación con distintos métodos de vinificación es su sello personal, que resulta en bebidas equilibradas, diferentes, con aromas marcados y estilos juguetones. Muestra de ello es el vino color ámbar que reconocen como el primer vino naranja de un viñedo en Baja California. Y es que, gracias al microclima de la ubicación, que ilumina las mañanas con calidez, pero refresca las noches con brisas marinas, el desarrollo de la vid se da sin tanto esfuerzo.

La bodega tiene siete principales botellas que van desde el fresco vino blanco natural, el rosado de uvas Grenache y Syrah, el Clarete de notas especiadas, pasando por sus dos vinos tintos amigables con el paladar, su versión espumosa en el Rosado Extra Brut, y por supuesto, el vino anaranjado que pasó fermentación con la uva entera.

Todos son resultados de una atrevida aventura que les brinda gran valor, motivo por el que la propia etiqueta de las botellas está inspirada en los boletos de acceso a los navíos del pasado.

Vena Cava es una prueba de las pasiones y estilo de vida de sus propietarios, que aportan una visión personal a los visitantes, lo que permite comprender la complejidad de la elaboración de un vino. La innovación en los procesos y el agradable entorno de la bodega rompe los límites tradicionales que en ocasiones frenan a la industria.

La tranquila y sincera personalidad del viñedo es notable en sus vinos, y claramente es la manera ideal de probar lo que el vino mexicano tiene que decir.

La Villa

Entre las vides se encuentra lo que antes fue la residencia de Phil y Eileen Gregory, que hoy es un alojamiento exclusivo que observa la finca de forma imponente. El hotel boutique del viñedo acapara las vistas del gran jardín de olivos que se extiende alrededor, enmarcando la bodega con estilo íntimo e idóneo para gozar de una buena copa de vino.

La casa también recurre a componentes reutilizables que invitan a apreciar aún más el trabajo de la vinícola por el cuidado del planeta, con el fin de tener un espacio relajado en el que se pueden distinguir con tranquilidad los aromas del vino.

Encuentra más info en: venacavawine.com  /  @venacavavinos