Te gusta

Vino para mujeres: perspectiva del gusto femenino

Sommelier Aura Toledo

[email protected]

twitter: @chefaura

Generalmente el tipo de bebida refleja el estilo y la personalidad de quien la elige. Dentro del mundo femenino, elegir lo que se va a beber es el resultado de la interacción de diversos factores como son: el tipo de evento al que se asistirá, la época del año, la hora del día en la cual se llevará a cabo dicho evento e incluso la compañía con la que se degustará dicha bebida.

Por lo anterior, decidirse por algún tipo de bebida en específico dentro del mundo femenino resulta ligeramente más complejo de lo normal. Sin embargo, hablar de la existencia de un estilo femenino, es hacer referencia a las particularidades y cualidades que marcan una tendencia exclusiva de consumo dentro del mundo de las bebidas, las cuales imponen modas que describen la personalidad de la mujer actual. En esta ocasión, escribiré sobre sus preferencias gustativas en relación al vino y sugeriré algunos lugares para celebrar el día de San Valentín, fecha que destaca la exquisitez femenina.

Antecedentes del gusto femenino

Cuando se reflexiona en torno al gusto de las mujeres en relación al vino, resulta inevitable echar una mirada al pasado en donde la tendencia de consumo marcaba una realidad completamente diferente. Hemos de recordar que el vino blanco dulce y ligero se vinculaba directamente con el gusto femenino, ya que se creía que su paladar no estaba tan familiarizado con los aromas y sabores del vino tinto, así que se buscaban vinos sencillos y fáciles de beber como aperitivos, por lo que el vino blanco o incluso el rosado, fueron íconos de la feminidad durante largos años debido a su estilo delicado y abocado.

Sin embargo, la bebida que mejor representa al espíritu femenino sin duda es el champagne, ya lo decía Lilly Bollinger: “Lo bebo cuando estoy feliz y cuando estoy triste. A veces lo bebo cuando estoy sola. Cuando estoy acompañada lo considero obligatorio. Como con él si no tengo hambre y lo bebo cuando sí la tengo. En cualquier otro caso no lo bebo, a menos que tenga sed”. Ya que no sólo es lo sofisticado de su elaboración sino su aroma, la fineza de su burbuja, la frescura y la elegancia que refleja en copa lo convierten en el sinónimo perfecto de la feminidad.

Captura de pantalla 2014-08-07 a las 11.58.52

La mujer actual: gusto y carácter en sus vinos

Cabe mencionar que lo femenino no está peleado con el carácter ni con el cuerpo del vino. El gusto de la mujer contemporánea ha revelado nuevas tendencias de consumo, ya que ha integrado sabores como el amargo dentro de su umbral de sabor. Actualmente, encontramos que 6 de cada 10 mujeres prefieren vinos tintos con cuerpo, los cuales se consideraban como bebidas exclusivas del universo masculino.

Un estudio realizado en los últimos años a más de 10.500 mujeres, el cual fue realizado por distintas revistas de Francia, el Reino Unido, Alemania, Estados Unidos y Hong Kong, muestra que las mujeres del mundo toman vino tinto una vez a la semana y lo prefieren a blancos, a rosados y a la cerveza.

En la encuesta internacional queda claro que, contrariamente a la creencia popular de que las mujeres consumen sobre todo vino blanco, el tinto es preferido por un amplio margen (51 % contra 26 % para el blanco), especialmente entre las mayores de 46 años (58 %). En ella también se destaca el fuerte crecimiento del vino rosado, que alcanza un 16 % en sólo dos años. Las francesas en su mayoría son las que lo aprecian (18 %), lo que ratifica a Francia en su posición como principal país consumidor de rosados del mundo. Las mujeres muestran en este sondeo que cada vez tienen menos complejos: un 58 % de ellas dice saber de vino tanto como los hombres, porcentaje que sube al 67 % entre las estadounidenses.

El estudio del OEMV (Observatorio Español del Mercado del Vino) destaca que la mayoría de las españolas toma vino en las comidas, seguido del aperitivo, sobre todo si es fuera de casa y por la tarde “con amigas”. Se consultaron 400 sommeliers de todo el país, donde la mayoría considera que las mujeres piden más vino que hace unos años, sobre todo en Barcelona, el Levante y la zona noroeste, según la agencia de noticias AFP.

Maridaje femenino: el arte de armonizar

Es interesante resaltar que el paladar femenino incorpora nuevos elementos dentro de su percepción con el fin de enriquecer su mundo. Aunque cabe mencionar que en general la mujer actual tiende a escoger sabores refinados, sutiles, discretos, con notas abocadas que le permiten maridar la belleza que refleja con su contexto externo.

Cuando una mujer elige una bebida lo hace a través de lo que percibe en ese momento en particular. El mundo femenino se enriquece de fechas y momentos que se aferran al recuerdo y que son ocasiones perfectas para acompañarse con algún vino en especial, como lo es el día de San Valentín. En esta fecha se debe ser cuidadoso con lo que se escoge, ya sea el lugar donde se va a festejar, así como el vino que se degustará, ya que ambos deben armonizar con el motivo de celebración y con la compañía que se escogió para compartir dicho momento. Compartir una copa de vino entre amigos es un regalo; por tal motivo, a continuación les sugiero algunas opciones para la ocasión.

  • La Gluttonnerie: ubicado en Campos Eliseos 142, cuenta con un menú basado en lo más tradicional de las cocinas antiguas de Francia que busca recuperar los sabores que las familias francesas conocieron en el pasado, con respeto a sus ingredientes originales, pero jugando con toques diferentes. Cuenta con una extensa cava y un ambiente acogedor que permite disfrutar de un agradable momento.
  • Mora Blanca: ubicado en Emilio Castelar 135, es la nueva apuesta del chef Daniel Ovadía, una divertida combinación de cocina mexicana con toques franceses y el estilo único del chef que se refleja en cada platillo montado de manera elegante y espectacular. Cuenta con una cava interesante donde se pueden encontrar diversos vinos mexicanos, así como de otras regiones del mundo.
  • Rojo Bistrot: ubicado en Amsterdam 71, col. Condesa, es un restaurante de cocina francesa que respeta el uso de los ingredientes y que ofrece un menú tradicional lleno de sabor y frescura. Cuenta con una amplia oferta de cocteles y algunos vinos interesantes que hacen de su estancia, algo inolvidable.

Imagen de portada: abrelasorejas.com

Artículo publicado en el número 37 de la revista El Conocedor.