Te gusta

Vinos de alto riesgo, atrévete a descubrirlos

El espectáculo es fascinante, durante el invierno los viñedos se cubren de un manto blanco y así da comienzo el delicado proceso de crear los famosos icewines que, hoy por hoy, han ubicado a Canadá como uno de los mejores productores mundiales de vino.

El llamado vino helado es una rareza dentro de la industria, posee una singular historia y un increíble potencial que lo ha llevado a convertirse en símbolo de identidad nacional así como en uno de los atractivos turísticos más exquisitos de esta tierra.

Como una de las bebidas más originales que existen, es ideal para celebrar ocasiones especiales, acompaña postres a la perfección y deleita por igual a quien lo disfruta solo. El icewine canadiense es aclamado a nivel internacional por su sabor fresco, exótico y seductor. Si ya lo conoces, seguro sabes a lo que me refiero, si no es así, te invito a seguirme a través de estas líneas para descubrir lo que debes saber de este delicioso elixir y mucho más.

  1. Alemania, Austria y Canadá son los mayores productores de icewine en el mundo, pero no sólo son creadores, tienen el reconocimiento mundial de hacer únicamente los mejores.
  2. Otros países que también destacan en el ramo son: Australia, Hungría, Eslovenia, Luxemburgo, Nueva Zelanda, Francia, República Checa, Suecia y Estados Unidos.
  3. La región del Niágara es el principal motor de la industria vinícola nacional ¿cuál es la razón? Quizá la imagines. Resulta ser que los viticultores de la zona se benefician enormemente de sus hermosas y populares cataratas, ya que funcionan como una especie de pulverizador gigante que propicia las condiciones climáticas idóneas para la generación de un vino de hielo.
  4. La influencia del clima en esta latitud representa una enorme ventaja. Las cosechas alemanas o austriacas a menudo se ven reducidas a una pequeña parte de su total debido al calor, no así el rendimiento de los canadienses que casi es una garantía año con año.
  5. La cercanía de los viñedos con los lagos y ríos circundantes es fundamental, pues no sólo ofrece escenarios majestuosos sino explica el hecho de que, al encontrarse en las vertientes, las viñas generan mayor humedad y favorece la aparición de la botrytis cinerea.
  6. También denominada “podredumbre noble”, la presencia de dicho hongo afecta de manera directa a las uvas maduras concentrando tales niveles de azúcar que su aspecto es precisamente de podrido. Además, aporta aromas y características que derivan en un vino aromático de sabor prodigioso.
  7. Los icewines son el fruto de la deshidratación de las uvas por el hielo, pero ¿cómo puede ser que las bayas resistan temperaturas por debajo de los ceros grados? Esto sucede gracias a una suerte de efecto iglú. Cuando hace demasiado frío, las uvas se autoprotegen expeliendo cierta cantidad de agua la cual, al congelarse, crea un refugio que impide que exploten desde dentro, al tiempo que concentra sus azúcares y ácidos naturales.
  8. Una vez que la temperatura desciende a los -5 °C y están absolutamente congeladas, se procede a la vendimia, misma que por tradición y menester, se realiza siempre a mano y en la penumbra de las noches gélidas de invierno.
  9. Los racimos helados se prensan de inmediato y también bajo condiciones de frío extremo. Su selección es tan estricta que sólo el 20% de la producción se aprovecha en promedio.
  10. El vino de hielo es parte de una viticultura de alto riesgo, las cepas pueden morir si se llega a los -20 °C, fácilmente sobrepasan las condiciones óptimas para su utilización, deben librar muchas contingencias y, después de un delicado proceso, apenas se desprenden unas gotas de jugo azucarado para dar forma al soberbio icewine. De ahí que sean altamente valorados.
  11. Se necesitan de 5 a 10 veces más uvas para producir una botella de vino de hielo que de un vino de mesa tradicional.
  12. Existen icewines blancos, tintos, espumosos y rosados. Todos poseen un sabor dulce muy rico balanceado por un buen nivel de acidez. Dependiendo de la variedad, presentan gustos tropicales a canela, ciruela y piña. Aromas perfumados de jengibre, miel, mandarina, manzana, melocotón o durazno en almíbar, albaricoque y mango. También se caracterizan por ligeras y exóticas notas florales.
  13. Un tip: La temperatura ideal para servirlo es de 5 a 7 °C.
  14. El vino de hielo rosado se elabora con uvas cabernet franc o sauvignon. Su llamativo color rojizo es considerado un símbolo de buena suerte en los países asiáticos.
  15. Si una botella de icewine se conserva a una temperatura constante de 14 °C y con las condiciones de luz apropiadas, puede durar más de una década en buen estado.
  16. ¿Y qué hay del maridaje? Una buena copa de vino helado combina perfecto con frutas frescas, chocolate amargo o queso parmesano. Van muy bien con ensaladas o patés. En Alemania, Austria y Canadá es un buen aperitivo, en Estados Unidos lo disfrutan con sorbetes y mousses. Los italianos lo armonizan con queso azul, los españoles prefieren hacerlo con queso de cabrales, mientras en Francia lo acompañan con roquefort.
  17. El foie gras francés es considerado por muchos como el mejor maridaje de todos. Como ves, tienes muchas opciones y de igual forma puedes tomarlo con queso manchego de oveja  o un strudel de manzana. ¡Delicioso, no te lo puedes perder!
  18. Inniskillin Wine es la bodega más grande de icewines en Canadá y la más visitada con más de cien mil turistas anuales. Aquí se elaboró el primer método de vino de hielo espumoso hace 14 años y es una de las tantas magníficas opciones que podrás visitar durante el Niagara Icewine Festival  que tiene lugar en enero.
  19. Si decides asistir, te deleitarás con brindis nocturnos en la degustación pública más grande del país, hay castañas asadas, paseos en carruaje a lo largo de toda la ruta de vinos, ¡recolectarás uvas como lo dicta la costumbre!, participarás en catas, concursos, seminarios y muchas actividades más ideadas para los entusiastas como tú.

Espero que este recorrido exprés haya sido de tu agrado y te atrevas a ponerlo en práctica en la primera oportunidad. ¡A tu salud!