Te gusta

Vinos Marqués de Murrieta en La Europea

En el marco de un memorable brunch en una de las tiendas de La Europea, entre botella de vinos y destilados de todos los rincones del mundo, el director de exportaciones de Marqués de Murrieta, Arthur de Lencquesaing, presentó dos memorables etiquetas de la casa española.

Acompañados de quesos, charcutería y pan, nos adentramos en dos de las más importantes regiones vitivinícolas del país íbero: Rioja y Rías Baixas. A la primera de ellas, a través de Finca Ygay, hogar de Marqués de Murrieta, sitio de producción de vinos desde 1852 y pequeño poblado rodeado por 300 hectáreas de viñedos. Llegando a Galicia nos encontramos con el valle del Salanés y un puente que data del siglo XVI, que comparte su nombre con la etiqueta: Pazo Barrantes.

La reserva de Marqués de Murrieta es muestra palpable de la elegancia, el equilibrio y la regularidad que caracterizan a la bodega y a sus viñedos circundantes; es un vino tinto riojano con una equilibrada crianza de año y medio en barricas nuevas y seminuevas de roble americano y dos años en botella. Marqués de Murrieta es más que una marca en el mercado internacional, es sabiduría centenaria expresada en uno de los vinos con más reconocimiento de España, un valor seguro y constante de la mejor calidad de Rioja.

Mientras que el contexto natural bucólico del Pazo de Barrantes y de su finca de doce hectáreas se refleja, sin duda, en el desarrollo de su uva, que se enriquece con las múltiples esencias de su entorno, que dan vida a un albariño con una gran personalidad; marcado y fragante carácter varietal, así como una excelente evolución en botella.

Al disfrutar estos vinos, la atención de La Europea fue espectacular y resultó ser un muy agradable espacio para degustar, comentar y compartir extraordinarias botellas. La existencia de estas etiquetas en sus anaqueles fue el pretexto perfecto para repetir el momento en casa, experiencia recomendada para todo conocedor.

Ambas etiquetas son inconfundibles representantes de los valores de la bodega, de un respeto por las tradiciones vinícolas de cada una de estas icónicas regiones de España y de una personalidad que sigue vigente frente a los gustos de los consumidores actuales. Sin duda, son una excelente opción para celebrar un momento especial.