Te gusta

#VinoEnCasa🍷 Seis recomendaciones que no fallan para maridar vino y queso 🧀

Cuando tienes la información correcta a la mano, puedes hacer excelentes maridajes de queso y vino sin la ayuda de nadie. Vamos a repasar algunos tips para formar maridajes clásicos y a decirte por qué  funcionan, para que la próxima vez que estés en una misión de vino y queso, no tengas dudas de qué elegir.

Acompaña vinos con quesos de la misma intensidad

Esta es la recomendación más importante para crear tus propios maridajes. Los sabores delicados del Gruyere son sobrepasados por el Cabernet Sauvignon, pero están perfectamente balanceados cuando se disfruta con un Pinot Noir. Intenta maridar vinos con más de 15 % de contenido de alcohol con quesos intensos, mientras que los que tienen 13 % o menos, con quesos más delicados.

Los tintos van mejor con quesos añejos

Durante el añejamiento los quesos pierden contenido de agua, volviéndose más ricos en sabores y aumentando su contenido de grasa. Estos dos atributos son el complemento ideal para vinos tintos potentes ya que la grasa del queso contrarresta la alta tanicidad del vino; la regla es al menos un año de añejamiento.

Sirve quesos olorosos con vinos dulces

Los vinos con gran contenido de azúcar como el Moscato, los de cosecha tardía y el Oporto maridan maravillosamente con quesos olorosos, de corteza blanda y con vetas azules. Esto funciona porque el dulzor del vino balancea lo terroso de estos quesos y los hace parecer más cremosos. Además, el olor del queso potencia el sabor dulce del vino.

Los espumosos van con quesos suaves y cremosos

La alta acidez y carbonatación de los vinos espumosos ayuda a limpiar el paladar de quesos cremosos y pegajosos como el Brie, el Camembert o el Cremont.

El vino y el queso de la misma región van bien juntos

Confiar en las tradiciones locales al maridar vinos y quesos de la misma región saldrá mejor de lo que piensas. Algunos ejemplos de esto incluyen Sauvignon Blanc con queso de cabra (Valle de Loira), Chardonnay con Epoisses (Borgoña) y Garnacha con Manchego (Castilla).

Cuando dudes, compra un queso firme y avellanado

Cuando se sirven varios vinos y no estás tan seguro de con qué queso irá mejor, una de las opciones menos riesgosas y más popular son los quesos firmes como el Gouda o el Edam. Estos tienen la grasa suficiente para balancear los taninos de un vino tinto, pero suficiente delicadeza para complementar a un vino blanco.

 

____________

#QuédateEnCasa 🧡